El Gobierno dice que el impuesto a la herencia “genera equidad” y confirma que se discutirá en 2022

·4  min de lectura
Casa Rosada
Ignacio Sánchez

Con la discusión sobre la mesa del Consenso Fiscal -que firmará el presidente Alberto Fernández con los gobernadores mañana y que rechaza la Ciudad- surgió otra vez el debate por el impuesto a la herencia. Hoy la secretaria de Provincias del Ministerio del Interior, Silvina Batakis, además de decir que es un gravamen que “genera equidad”, confirmó que desde la Casa Rosada piensan ponerlo en discusión para 2022.

“Venimos trabajando con las provincias hace dos o tres meses, cada provincia nos hizo una devolución. La única jurisdicción que no va a firmar es la Ciudad, que no hizo ninguna devolución de la propuesta. Y en esa propuesta surge la idea de analizar el año que viene el impuesto a la transmisión gratuita de bienes, coloquialmente ‘la herencia’, que está en todos los países desarrollados”, contó la funcionaria que responde al ministro Eduardo “Wado” de Pedro.

“Por la academia internacional es el impuesto mejor visto porque genera equidad en esto que muchos hablan, de la meritocracia. No es meritocracia cuando recibís herencias distintas a lo largo del tiempo y cómo se van acumulando”, consideró en Radio 10 la secretaria, con referencia a uno de los pilares discursivos del macrismo.

Silvina Batakis responde al ministro Eduardo "Wado" de Pedro
Instagram @silbatakis


Silvina Batakis responde al ministro Eduardo "Wado" de Pedro (Instagram @silbatakis/)

Luego de recordar que en la Argentina este gravamen fue eliminado por el ministro de Economía de la última dictadura militar José Martínez de Hoz, en 1976, Batakis indicó en cuanto al posible debate para impulsar esta nueva carga tributaria: “La Argentina tenía larga trayectoria de este impuesto, regulado de distintas formas, desde fines de 1800. Nosotros decimos ‘analicémoslo, es un posibilidad’. Si lo quisieran implementar las provincias, les corresponde a ellas, porque según nuestra Constitución es un impuesto directo que le corresponde a las provincias, pero es una facultad no delegada en el gobierno nacional. La idea es durante 2022 darnos el espacio para analizarlo, solamente eso, después será una potestad de las provincias”.

Incluso, agregó al respecto: “La provincia de Buenos Aires lo implementó allá por 2009 o 2010, fue pionera. Y cuando estuvo un economista francés de mucho prestigio como [Thomas] Piketty analiza el sistema tributario y dice que para que realmente se pueda cumplir con ese objetivo de lograr equidad intergeneracional, esta meritocracia, debería estar en todo el país. Nosotros necesitamos gobernar de cara a la gente, que el liderazgo político sea de transformación y que se dejen de hacer campaña y gobernemos. Tiene que ver con pensar qué país queremos a futuro y cómo lo construimos”.

“Armonización tributaria”

Por otra parte -y luego de las versiones encontradas en cuanto a las cargas impositivas plasmadas en el Consenso Fiscal-, la secretaria explicó que con este pacto se intenta devolverle autonomía a las provincias y que el Gobierno solo fija las alícuotas máximas que podrán aplicarse para cada impuesto, mientras que cada gobernador y sus equipos definirán qué alícuotas imponen finalmente.

“El Consenso Fiscal tiene que ver con un consenso que se firmó en 2017, donde se estipulaban muchas cláusulas con las que los gobernadores no estaban de acuerdo, pero se les pedía que firmen a cambio de tener más obras o crédito. Estas cosas no sucedieron, se restaron recursos a la provincias, hubo una diseminación muy fuerte”, manifestó Batakis.

En esa línea, añadió: “Este año estamos haciendo una corrección específica que les devuelve autonomía a las provincias y les da estabilidad y seguridad jurídica a las provincias y a los contribuyentes respecto de los impuestos provinciales. El cronograma de reducción de las autonomías provinciales del macrismo estaría vigente si no firman. El año que viene no van a necesitar firmar un consenso por este tema, ya que los contribuyentes saben que lo máximo que las provincias pueden cobrar son las alícuotas que se estipulan en este consenso para el año que viene y los próximos años”.

Entonces, y después de las versiones en cuanto a que se imprimiría desde el gobierno nacional un incremento de los gravámenes, indicó: “Esto no quiere decir que estemos propiciando un aumento de impuestos, simplemente se está haciendo que haya armonización tributaria en impuestos provinciales, entre todas las provincias, es lo máximo que pueden cobrar”.

Noticia en desarrollo

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.