El Gobierno evalúa nuevas restricciones, pero descarta un cierre total

·4  min de lectura
Carla Vizzotti y Alberto Fernández
archivo

El presidente Alberto Fernández se prepara emitir un nuevo Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) donde prorrogará el actual sistema que establece parámetros para definir la existencia de distritos de “bajo riesgo”, “mediano riesgo”, “alto riesgo” y la situación de “alarma epidemiológica y sanitaria”. Lo que aún no resolvió es si, en medio de la preocupación por el impacto de la segunda ola de coronavirus, sumará mayores restricciones. Eso sí, está descartado volver a un cierre total.

El Presidente pasó los primeros días tras su regreso de Europa reunido con sus colaboradores analizando la situación. Según confiaron cerca del jefe del Estado, hay mucha inquietud por lo que está sucediendo en algunas provincias, como Santa Fe, Córdoba y Mendoza. En las últimos 24 horas, se sumaron 28.680 nuevos contagios y 505 muertos.

Hoy, cuando restan cuatro días para el vencimiento del DNU, todo está en análisis. Desde mantener las actuales restricciones o ir a un esquema más duro, como impulsa siempre el gobernador Axel Kicillof. Fue Nicolás Kreplak, número dos de Salud, el que pidió “un cierre fuerte en las próximas semanas”. El objetivo es cerrar para esperar la llegada de las vacunas que se anunciaron la última semana.

El presidente realiza anuncios para Santa Fe en la reunión del programa Capitales Alternas
Captura


El presidente realiza anuncios para Santa Fe en la reunión del programa Capitales Alternas (Captura/)

La novedad es que, tras resistir el cierre de los colegios, la Ciudad anticipó que, si la tendencia se mantiene en las próximas 72 horas, podrían tomar medidas como el fin de la presencialidad en las aulas y plegarse a las restricciones que fije la Casa Rosada en el DNU.

Sin tiempos para aprobar la ley que envió al Congreso para gestionar la pandemia, que ya generó el rechazo de Juntos por el Cambio, el Presidente trabaja sobre la próxima etapa junto con el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y la secretaria de Legal y Técnica, Vilma Ibarra.

“La única alternativa es un DNU que vuelva a poner en vigencia las restricciones, que son muy necesarias”, dijo el mandatario tras aterrizar en Buenos Aires después de pasar seis días en Portugal, España, Italia y Francia.

Alberto Fernández quedó sorprendido por lo que vio en el Viejo Continente, especialmente en Francia, donde todo cierra a las 19, aunque se mantiene la circulación de gente. “¿Vieron lo que era París, lo que pasaba en Roma? No es un tema solo nuestro”, reflexionó el Presidente ante algunos funcionarios.

En el gobierno nacional están muy preocupados por los números diarios de contagios, algo que el Presidente hablará con los gobernadores en los próximos días. Los casos están por encima de lo que puede soportar el sistema de salud. Según contó el Presidente, “se observa una suerte de amesetamiento un poco por debajo, pero necesitamos bajar más”.

Con estas cifras, todo puede colapsar. “Con 15.000 casos diarios probamos que el sistema de salud puede soportarlo”, dijeron cerca del Presidente. Ahí está el nudo del problema al que se enfrenta la Casa Rosada.

Así, según lo que pudo saber LA NACION, no habrá cambios en los colegios. Las clases serán virtuales en los distritos más afectados por los contagios. En este punto, el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, anticipó que “si los casos no bajan en las próximas 72 horas, entonces acompañaremos las medidas de la Nación”.

El Presidente y los gobernadores
Presidencia


El Presidente y los gobernadores (Presidencia/)

Se mantendrán cerrados los centros comerciales y shoppings. Los locales comerciales deberán cerrar a las 19, lo mismo que los gastronómicos, que podrán atender con la modalidad de reparto a domicilio y retiro de comida en el lugar.

Además, seguirán las restricciones para circular desde las 20 hasta las 6 horas del día siguiente. En este punto, cerca de Fernández especulaban con la posibilidad de anticipar el toque de queda una hora antes. Todo, por estas horas, es materia de análisis y la definición se conocerá entre el jueves y viernes.

Otro punto que mantendrá el próximo DNU es la potestad para que los mandatarios provinciales puedan tomar decisiones adicionales “focalizadas, transitorias y de alcance local, con el fin de prevenir y contener los contagios de Covid-19”.

Y como sucede ahora, el transporte público quedará reservado únicamente para las personas afectadas en actividades esenciales.

Según la clasificación epidemiológica que publica el Ministerio de Salud, a cargo de Carl a Vizzotti, hoy no hay prácticamente provincias sin distritos en estado de alarma además de la Ciudad y los 40 municipios que integran el Gran Buenos Aires.

“La situación es muy delicada”, describió un funcionario con despacho en la Casa Rosada.

Los próximos días será clave para la definición. Es que además de los números, el Presidente busca unificar criterios con los gobernadores, algo que, en los últimos meses, no logró.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.