El Gobierno espera para esta semana el contrato final con Pfizer por 20 millones de vacunas

·4  min de lectura
En la Casa Rosada esperan que las vacunas comiencen a llegar en septiembre, pero no adelantan plazos ni cantidades
Presidencia

Horas después de conocida la aprobación oficial y total de la vacuna Pfizer-BioNTech por parte de las autoridades farmacéuticas los Estados Unidos (FDA), en el gobierno de Alberto Fernández se muestran optimistas, y aseguraron hoy que “a fines de septiembre” comenzarían a llegar los primeros envíos del total de 20 millones de dosis acordados el mes pasado con el laboratorio norteamericano.

“Esperamos que nos manden el contrato que ellos ya firmaron. Debería ser esta semana”, afirmaron a LA NACION cerca del Presidente, luego de una jornada de hermetismo en torno al acuerdo final, que supone un avance sustancial en relación al preacuerdo entre Gobierno y la empresa, anunciado el 27 de julio pasado y en conferencia de prensa por la ministra de Salud, Carla Vizzotti, firmante en representación de la Casa Rosada.

El defensor de una de las participantes del cumpleaños de Fabiola Yáñez denuncia “operaciones”

Ese día, la ministra habló de un “acuerdo vinculante con Pfizer por 20 millones de dosis de vacunas para 2021″, en lo que el Gobierno esperaba fuera el inicio del fin de la interminable controversia con la empresa en torno a la provisión de vacunas, que incluyó 6000 voluntarios para pruebas preliminares en el Hospital Militar, discusiones con la oposición en los medios de comunicación y con la misma empresa en el Congreso, y una demora que se daba en paralelo a la llegada de vacunas Sputnik V desde Rusia y que obligaba a la Casa Rosada a dar continuas explicaciones.

Cerca del exministro de Salud, Ginés González García, habían insinuado “cuestiones de geopolítica” en la llegada de vacunas desde el Instituto Gamaleya de Moscú, antes de que el propio ministro saliera eyectado de su cargo por su participación en el escándalo del denominado vacunatorio vip.

En aquella conferencia de prensa de hace un mes, y aún sin la confirmación sobre el avance de la negociación, Vizzotti insinuó que las vacunas de Pfizer serían dirigidas a la vacunación de menores de edad y adolescentes con comorbilidades, ya que contaban con la aprobación provisoria para ser aplicadas en jóvenes de entre 12 y 17 años. Un detalle: en su declaración reciente, la FDA, que en diciembre autorizó el uso de emergencia de la vacuna en dos dosis, dio su aprobación total para el uso en personas a partir de los 16 años.

De todos modos, su utilización en adolescentes, similar a las 3,5 millones de dosis de la también norteamericana Moderna, deberá ser confirmada como las anteriores por el Consejo Federal de Salud. ¿Cuántas vacunas llegarán el mes próximo? “Será confidencial hasta el anuncio entre las partes”, contestaron, escuetos, desde un despacho cercano al del Presidente. “Los anuncios de ingresos de dosis de todas las vacunas los hacemos una vez confirmada fechas y cantidades”, corroboraron desde el Ministerio de Salud, reacios a dar mayores detalles.

Este lunes, en San Juan y junto al gobernador Sergio Uñac, Fernández habló largo rato sobre el plan de vacunación, y en un tramo de su discurso recordó el acuerdo “con laboratorios norteamericanos”, a los que aludió de forma genérica. “Firmo los contratos siempre que sean ventajosos para la Argentina”, afirmó el Presidente, quien volvió a criticar a la oposición por calificar de “veneno” las dosis llegadas desde la Federación Rusa, y expresó que “las vacunas de esos laboratorios llegaron finalmente”, en referencia a las dosis del laboratorio Moderna donadas por el gobierno de Joe Biden, a mediados de julio pasado.

Desde Moscú, la propia Vizzotti se sumó a la visión optimista del Presidente. “Se está muy cerca de cumplir este primer objetivo que definió nuestra Comisión Nacional de Inmunizaciones junto al comité de expertos y el Consejo Federal de Salud, de llegar al 60% de cobertura con dos dosis de los mayores de 50 años”, dijo Vizzotti en declaraciones a Radio 10 desde Rusia, donde junto a la asesora presidencial Cecilia Nicolini intentan acelerar el trabajo conjunto para la distribución y fabricación de la vacuna Sputnik V.

Al conocerse el preacuerdo, y desde la filial local de Pfizer, la empresa había afirmado que esterepresenta nuestra intención de proveer a la población del país la vacuna de Pfizer y BioNTech contra el SARS-CoV-2” y reconoció “el esfuerzo de Argentina en la lucha contra esta pandemia”. Este lunes, desde la empresa se mantuvieron en silencio.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.