El Gobierno espera 5 millones de dosis de la vacuna rusa "antes de fines de mes"

Jaime Rosemberg
·3  min de lectura
La semana próxima, otro vuelo de Aerolíneas traerá consigo 300.000 nuevas dosis de la vacuna Sputnik V
Fuente: LA NACION

Al margen de las críticas por la lentitud del proceso de vacunación, el gobierno de Alberto Fernández acelera el proceso para la recepción de más dosis de la vacuna rusa Sputnik V. La semana que viene, según confirmaron a La Nación altas fuentes oficiales, un nuevo vuelo de Aerolíneas Argentinas hacia Moscú recibirá las 300.000 vacunas de la segunda y definitiva dosis que complementan el primer envío.

Y "antes de fin de mes" llegarán, según aseguran cerca del Presidente, otras 5 millones de dosis de esa misma vacuna, destinadas no sólo personal de salud sino además personal de seguridad, grupos de riesgo y otros rubros considerados esenciales.

"El flujo con Rusia va a ser incesante", afirmó el ministro de Salud, Ginés González García, que esta mañana encabezó un acto en el instituto Malbrán junto al jefe de gabinete, Santiago Cafiero.

"La semana que viene está saliendo el vuelo para Moscú", aseguraron hoy cerca del Presidente, en coincidencia con la jornada en la que la Casa Rosada definía las nuevas medidas de restricción para frenar el renovado rebrote de contagios, que orilló las 14.000 infecciones en las últimas dos jornadas.

Coronavirus: el Gobierno decreta esta tarde el cierre nocturno total para reducir la circulación

En las próximas horas se definirá la fecha exacta del viaje, que será el segundo de este tipo. Hace dos semanas, un avión de la aerolínea de bandera nacional protagonizó la primera misión que terminó con las primeras 300.000 dosis en el país, antes de Navidad. Varios gobernadores, entre ellos el bonaerense Axel Kicillof, el chaqueño Jorge Capitanich o el catamarqueño Raúl Jalil, se pusieron la vacuna como muestra de respaldo a la iniciativa presidencial, aunque con el correr de los días se multiplicaron las denuncias sobre irregularidades en la distribución, como en el caso de Olavarría, dónde se perdieron 400 dosis por el "uso político" en el reparto, según denunciaron autoridades de ese municipio gobernado por Pro.

Más allá de las críticas de la oposición y sus dudas sobre la efectividad de la vacuna rusa, desde el Gobierno aseguran que a la llegada de esas vacunas le seguirán, en ese orden,1,4 millones de las vacunas producidas por la empresa china Sinopharm y la de AstraZeneca, en conjunto con la Universidad de Oxford y la colaboración de Argentina y México. Según el plan estratégico de vacunación, al personal de salud le seguirán adultos de 70 años y más, luego los de entre 60 y 70 años, Fuerzas Armadas, de Seguridad y Personal de Servicios Penitenciarios, y adultos desde 18 a 59 años incluidos en grupos en riesgo.

En respuesta a la críticas por la implementación del plan de vacunación, ayer la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, aseguró que hasta ahora se aplicaron 52.195 dosis de la vacuna rusa en las 24 jurisdicciones del país. "Tras una reunión en la que se analizó la situación con los jefes de programa de inmunizaciones de todas las provincias, se acordó distribuir 153.450 dosis restantes en más de 30 puntos de las 24 jurisdicciones con un sistema de seguimiento en tiempo real y monitoreo junto a personal de seguridad, por lo que llegarán esta semana", aseguró la viceministra de Salud. "Lo de Olavarría y otros lugares fueron errores, estamos ajustando para que no vuelvan a ocurrir", afirmaron a La Nación desde el Ministerio de Salud bonaerense, y agregaron que el proceso marcha "al ritmo de lo planificado". También acotaron que se está "aceitando todo el mecanismo" para "salir a gran escala", con la esperada llegada de millones de vacunas al territorio más poblado del país.