El Gobierno español da facilidades a Alcoa para que acelere la venta de Lugo

Washington, 19 jul (EFE).- El Gobierno español se comprometió este lunes con Alcoa a facilitarle la venta de su planta de aluminio de San Cibrao (Lugo) con asistencia para comprobar la solvencia de los posibles compradores y ayudas públicas para el plan industrial, y la compañía, por su parte, accedió a desbloquear este proceso.

La ministra de Industria, Reyes Maroto, mantuvo esta mañana en la ciudad de Pittsburgh una reunión con el CEO de Alcoa, Roy Harvey, en la que ambas partes adquirieron compromisos para concluir con esta crisis que mantiene en vilo a la comarca lucense de A Mariña, donde se sitúa la citada planta y que como reconoció la propia Maroto ha durado "demasiado tiempo"

Tras la reunión, Maroto explicó, en un video informativo primero y en un comunicado después, que ofreció a la multinacional estadounidense las "herramientas" que necesite para facilitar la venta de su fábrica de San Cibrao.

La ministra puso sobre la mesa una propuesta que el Gobierno español ha consensuado con la Xunta de Galicia y con los representantes de los trabajadores, en la que exige a la compañía que evalúe las cuatro ofertas de compra que ha recibido.

En dicha propuesta el Gobierno se compromete al "acompañamiento" en los planes industriales y laborales que acuerden las partes compradora y vendedora para asegurar el futuro industrial de la planta, incluidos los posibles riesgos sobrevenidos de la decisión de venta.

Este acompañamiento incluiría líneas de ayudas públicas que se pueden aplicar tanto al plan industrial como energético.

Según Maroto, Harvey recibió "bien" la propuesta y se comprometió a estudiarla cuanto antes, para en dos semanas trasladar una "hoja de ruta" sobre este proceso.

Añadió que el CEO de Alcoa "se ha comprometido a desbloquear el proceso de venta de la planta" y "ha reconocido que está dispuesto a vender directamente a terceros".

"Estamos dispuestos a ofrecerles las herramientas de acompañamiento públicas para ayudarles a verificar que el futuro comprador de la planta sea solvente y que lo haga en el menor tiempo posible: nuestro objetivo es que la venta se anuncie como muy tarde el 30 de septiembre", dijo la ministra.

En su declaración grabada a la salida de la sede de Alcoa, Maroto destacó el esfuerzo que durante todo este conflicto han hecho los trabajadores de la planta lucense de Alcoa, cuyo papel ha sido "fundamental" para que siga abierta.

Añadió que el compromiso del Ejecutivo de Pedro Sánchez es "mantener las capacidades productivas" de la planta de San Cibrao y "garantizar los puestos de trabajo".

La reunión de Alcoa era el plato fuerte de la primera jornada de Maroto en Estados Unidos, en un viaje de dos días que precede a la visita de carácter económico que va a hacer el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

La titular de Industria será el primer miembro del Gobierno español en ser recibido por representantes de la Administración Biden.

Así, tras sus reuniones de este lunes en Alcoa o el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), entre otros, Maroto se verá mañana con altos cargos del Gobierno de Biden, como la secretaria estadounidense de Comercio, Gina Marie Raimondo, y la responsable de la Oficina del Representante Comercial de EE.UU., Katherine Chi Tai.

El objetivo de estos y otros encuentros será el de intensificar las relaciones comerciales transoceánicas, reforzar la presencia de las empresas españolas en el país y de las inversiones estadounidenses en España.

Por eso, entre las demandas de la ministra estará también facilitar la movilidad para promover los negocios y el intercambio económico entre Estados Unidos y España.

La secretaria de Estado de Comercio, Xiana Méndez, confirmó en declaraciones a Efe que esta petición está en la agenda de la ministra en los encuentros que va a mantener.

Como recordó Méndez, España "ha abierto y ha facilitado mucho" la llegada al país de ciudadanos procedentes de Estados Unidos, pero este país mantiene restricciones de entrada para los españoles -como para el resto de la UE y algunos más-, y siguen en vigor los permisos especiales como la llamada "consideración de interés nacional" (NIE, en sus siglas en inglés) para poder entrar.

La secretaria de Estado mantuvo una reunión con la Cámara de Comercio estadounidense en la que los inversores estadounidenses en España le pidieron que el Gobierno aproveche este viaje para pedir que se flexibilice la movilidad, porque a ellos también les afectan las restricciones.

"Nos hemos comprometido a trasladarlo, la ministra lo va a hacer, porque es muy importante para todos", añadió.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.