El Gobierno español aprueba una fuerte inversión social tras la pandemia

·4  min de lectura

Madrid, 7 oct (EFE).- El Gobierno español aprobó este jueves los presupuestos del Estado para 2022, una partida económica que contempla la mayor inversión social de la historia española, destinada a paliar los efectos de la pandemia de coronavirus, con la juventud, la ciencia y la cultura como focos principales.

En total, las cuentas públicas españolas para el próximo año prevén un gasto de 40.000 millones de euros (46.000 millones de dólares) para inversión, según informó hoy la ministra española de Hacienda, María Jesús Montero, en rueda de prensa.

De ese total, el gasto social superará los 240.000 millones, el 59,8 % del total de las cuentas públicas, más de la mitad dedicado a pensiones de los jubilados, precisó la ministra.

El objetivo, según Montero es que seis de cada diez euros estén destinados a políticas sociales con el objetivo de conseguir una "recuperación justa" tras la profunda crisis que supuso la pandemia, y hacer al país más competitivo y sostenible.

AYUDAS PARA LOS JÓVENES EN CULTURA Y VIVIENDA

Para la juventud, uno de los sectores más castigados por la crisis del coronavirus, las cuentas del Gobierno español contemplan 2.550 millones de euros (14.500 millones de dólares) con ayudas para la vivienda, con un bono de 250 euros mensuales para que los jóvenes puedan emanciparse y un bono de 400 euros a los que cumplan 18 años para que gasten en cultura, un sector muy perjudicado debido a las restricciones impuestas por la covid-19.

"Una ayuda directa para la gente joven para promover los valores culturales que se inspiran en todas las artes escénicas, en la lectura y en todo aquello que nos permite ser mejores personas a través de la cultura y dar un impulso a la industria cultural que ha sido una de las grandes castigadas durante la pandemia", dijo Montero.

Con esta decisión, España sigue el camino de otros países europeos como Francia, con su "Pass Culture", una aplicación cargada con 300 euros de gastos culturales, disponible para utilizar en un periodo de 24 meses que limita el gasto en artículos digitales (libros electrónicos o videojuegos) a un máximo de 100 euros.

En el caso de Italia, también se entrega el dinero a través de una aplicación, en la que los jóvenes reciben una serie de cupones por valor de 500 euros para gastar en cine, música y conciertos, eventos culturales, libros, museos, monumentos y parques, espectáculos de teatro, danza, música, cursos de idiomas y suscripciones a periódicos también en formato digital.

El bono español no incluirá los toros, según especificó a EFE el Ministerio de Cultura, un asunto que levantó las críticas de sectores de la oposición, que considera el espectáculo taurino como parte de la cultura española.

Junto a esta inversión se destinarán 2.199 millones de euros (2.543 millones de dólares) para becas, dirigidas a favorecer la igualdad de oportunidades, "para que el ascensor social a través del estudio permita que muchas familias puedan elevar su estatus y dar un salto en el escalón social", indicó la ministra española de Hacienda.

APUESTA POR LA CIENCIA Y LA INVESTIGACIÓN

El presupuesto de 2020 hace además, "una apuesta imprescindible", dijo Montero, por la Ciencia y la Investigación, "ambos motores de crecimiento y de bienestar" al destinar 13.298 millones de euros (unos 15.380 millones de dólares) a la investigación, desarrollo y digitalización, que duplica la partida de 2020.

Montero también destacó los 7.600 millones de euros (unos 8.800 millones de dólares) que los presupuestos dedican a políticas de empleo para reforzar, entre otros puntos, la formación profesional.

También habrá partidas para fomentar la competitividad de las pymes y apoyar a los trabajadores autónomos.

Las cuentas públicas contemplan además otras medidas de carácter social como la subida de las pensiones en función de la inflación, o el incremento del 2 % del salario de los funcionarios públicos.

Asimismo, se establece un tipo mínimo del 15 % para el impuesto de sociedades, que afectaría a unas 1.000 empresas, y con el que el ejecutivo aspira a recaudar 400 millones de euros.

Este presupuesto es fruto de una ardua negociación entre los dos socios del gobierno de coalición español, los socialistas -grupo mayoritario- y el grupo de izquierda Unidas Podemos.

Ahora este proyecto presupuestario debe pasar al Congreso, donde los grupos del Ejecutivo no tienen mayoría, por lo que deben negociar con distintos grupos parlamentarios su aprobación definitiva.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.