Gobierno de EEUU investiga si niños migrantes fueron explotados en el Medio Oeste

Gobierno de EEUU investiga si niños migrantes fueron explotados en el Medio Oeste

El DHS (Departamento de Seguridad Nacional de EEUU, por sus siglas en inglés) indaga un presunto caso de explotación laboral de al menos 50 niños migrantes, la mayoría de ellos de origen latino y algunos de tan solo 13 años de edad. Las autoridades creen que trabajaron ilegalmente limpiando mataderos del Medio Oeste.

Una investigación de Noticias Telemundo reveló las irregularidades del Departamento del Trabajo y dio a conocer el caso de supuesta explotación laboral, acotando que muchos de los menores, resultaron heridos en dichas tareas en Nebraska.

Según refiere el medio antes citado, los menores trabajaban en un matadero de JBS Foods en la ciudad de Grand Islands, en Nebraska. Hasta el momento, se desconoce si se investiga a la empresa que contrató a los menores, identificada como Packers Sanitation Services, por trata de personas.

Los menores fueron hallados en al menos cinco instalaciones de la compañía, incluida la planta de Grand Islands y una más en Worthington, en Minnesota.

De acuerdo con funcionarios de alto nivel consultados por NBC News, las autoridades están indagando si alguna organización dedicada al tráfico humano pudo obligar a los menores a trabajar en la empresa y lucrar con sus actividades.

Según las investigaciones del DHS, la investigación inició por el gran número de inmigrantes que laboraban en las instalaciones de la corporación y, no precisamente, por un caso de tráfico de menores.

Actualmente, JBS Foods cuenta con 17.000 empleados en la que es considerada la mayor planta de procesamiento de carne en EEUU.

En diciembre de 2022, tras una demana civil contra la empresa del gobierno, Packers Sanitation aceptó brindar información respecto al caso y también se comprometió a cumplir con las leyes sobre trabajo infantil.

Se tiene conocimiento que la empresa no ha negado la contratación de menores, pero atribuyó su presencia a “personas deshonestas” que presentaron documentación falsa ante el Departamento de Seguridad Social.