Ecuador: “Empezamos juntos la tarea de transformar esta paz”, dijo Lasso tras finalización del paro

·7  min de lectura
© EFE/José Jácome

El presidente de Ecuador Guillermo Lasso ofreció un mensaje a la nación este jueves 30 de junio, asegurando que es el momento de reconstruir el país y recuperar el tiempo perdido, esto luego que delegados del Gobierno y de las comunidades indígenas acordaran poner fin a las protestas contra el alto costo de vida. Los activistas aceptaron levantar las movilizaciones luego de que el Gobierno se comprometiera a reducir 5 centavos más a los combustibles, entre otras medidas.

El presidente ecuatoriano, Guillermo Lasso, resaltó la importancia de “curar heridas y superar la división entre ecuatorianos” para poder alcanzar el objetivo debe que según sus palabras es uno solo, “reconstruir el Ecuador, recuperar el tiempo perdido y trabajar fuerte, especialmente por los más vulnerables”.

En un mensaje que duró un poco más de dos minutos, llamó al país a la unión para “emprender juntos la tarea de transformar la paz” conseguida con los acuerdos alcanzados con las organizaciones indígenas y transformarla en “bienestar y oportunidades para todos”.

Además, el mandatario prometió colocar como prioridad nacional el campo y la ruralidad para poner fin al abandono que ha sufrido por parte del Estado desde hace más de 40 años.

“Siempre dijimos que la política debe servir para sacar lo mejor de cada uno, ahora es el momento de hacerlo”, subrayó Lasso.

Casi al final de su discurso envió un mensaje de solidaridad a los familiares de las ocho víctimas fatales que dejó el conflicto en los 18 días de manifestaciones: “Siempre los llevaremos en nuestro corazón y en nuestra memoria” y agradeció el papel desarrollado por la iglesia católica en la conciliación de las partes.

“El alivio que hoy sentimos revela una realidad, que somos una familia, todos queremos lo mejor para este país, estamos aquí para construir un mejor Ecuador, unido, fuerte y solidario” finalizó el mandatario.

Entre los asuntos pactados se destacan la reducción de cinco centavos más al precio del galón de la gasolina extra y eco país, así como al diésel. En total se tratará de una reducción de 15 centavos, teniendo en cuenta las disminuciones aprobadas por la Administración del presidente Guillermo Lasso días atrás, durante las fuertes protestas.

Con las nuevas disposiciones, el costo por galón de los dos tipos de gasolina en el país se ubicará en 2,40 dólares, mientras que el de diésel será de 1,75 dólares.

Asimismo, el Gobierno se comprometió a derogar el estado de excepción, anular el decreto 95 sobre política petrolera y hacer reformas a la orden 151, por lo que promete prohibir las concesiones de nuevas licencias para la explotación minera en reservas naturales, áreas intangibles y arqueológicas, zonas de fuentes hídricas y en territorios indígenas.

La Administración de Lasso también anunció la consulta previa e informada sobre estos temas de interés.

Por su parte, la Conferencia Episcopal ecuatoriana señaló que se instalarán mesas de seguimiento de estos acuerdos.

Los altos costos de vida detonaron más de dos semanas de protestas

La huelga impulsada por las comunidades indígenas estuvo seguida de violentas protestas, que iniciaron como rechazo a los altos costos del combustible y de los alimentos.

Pero la prolongada manifestación causó al menos ocho muertes, un alto desabastecimiento de los productos básicos de la canasta familiar, una reducción significativa en la producción de petróleo e incluso impidió el paso de ambulancias, en medio de los bloqueos de carreteras y vías del país.

Los manifestantes también exigieron mayor presupuesto gubernamental para educación y salud y la fijación de precios de los productos agropecuarios.

A los pactos acordados este jueves, ambas partes llegan después de que el pasado lunes rompieran el primer intento de conversaciones.

El presunto ataque de miembros de las comunidades indígenas contra un convoy de combustibles escoltado por el Ejército, dejó un militar muerto y 12 uniformados heridos, por lo que el Gobierno abandonó en ese momento las negociaciones.

Sin embargo, ante la presión de la sociedad civil fuertemente afectada, incluidos empresarios y los mismos productores de alimentos que a diario vieron cuantiosas pérdidas, las partes retomaron las negociaciones.

Tras el acuerdo para concluir el paro, se contabilizan las pérdidas

Representantes del sector empresarial, turismo y exportación reaccionaron luego de la firma del acta de paz, asegurando que tras 18 días de paro nacional, este generó grandes pérdidas económicas al país y que ahora hay que trabajar en la recuperaciones de los diferentes sectores.

Miguel Ángel González, presidente del Comité Empresarial Ecuatoriano (CEE) aseguró que el comercio fue el más golpeado y advirtió que la recuperación no será fácil. Además, invitó al Gobierno a implementar políticas que promuevan la reactivación, como la reducción del impuesto a la salida de divisas (ISD) y la eliminación de aranceles.

“Los empresarios somos resilientes e intentaremos cubrir las pérdidas económicas del paro nacional en el menor tiempo posible. Lo primero en agenda es regresar a la normalidad la movilidad de la mercadería” expresó González.

Por otro lado, representantes del sector del turismo también ven cuesta arriba la recuperación. Aseguran que apenas venían resurgiendo luego de las consecuencias que dejó la pandemia de Covid-19. Holbach Muñeton, presidente de la Federación de Cámaras de Turismo del Ecuador y vicepresidente del CEE, opinó que el paró no dejó nada bueno y rechazó los acuerdos alcanzados entre el Gobierno y las organizaciones indígenas.

“No hemos tenido un respaldo del Gobierno, este acuerdo al que han llegado con la Conaie no es de felicitarlo, nadie ha ganado, todos hemos perdido, son 18 días de paro que se han tenido, no hay presos, no hay responsables”, puntualizó Muñeton.

Mientras tanto, el sector exportador informó que desde el mismo momento en que se levantó el paro iniciaron las labores de sacar todos los productos que aún podían salvarse. Anunciaron que asimismo trabajarán por crear un mecanismo conjunto de trabajo con el Gobierno para establecer créditos a bajo costo y políticas de compensación para sostener las fuentes de empleo.

“Lo importante es que se consiguió la paz, una paz costosa, una paz bien dolorosa, pero tenemos paz. De aquí en adelante lo que hay que buscar son mecanismos de recaudación productiva, alguien tiene que asumir este costo”, declaró Felipe Rivadeneira, presidente de la Federación Ecuatoriana de Exportadores (Fedexpor).

Se reactivarán las clases y el transporte

Se reactivarán las clases en todas las instituciones educativas a partir de este 1 de julio, así lo informó el Ministerio de Educación del país en un comunicado publicado este jueves.

Las instituciones educativas fiscales del régimen Sierra-Amazonía y Costa-Galápagos retomarán clases presenciales, mientras que las instituciones fiscomisionales, particulares y municipales, podrán elegir entre la educación a distancia o la tradicional.

Luego del inicio de las protestas, más de un millón y medio de alumnos que habían regresado a la presencialidad luego de dos años de pandemia, tuvieron que regresar a las clases virtuales, pero con estos anuncios podrán terminar el año lectivo 2021-2022, acudiendo a sus instituciones educativas.

Otro sector que sin demora retomó las labores fueron los terminales terrestres. Los vendedores de las diferentes cooperativas ya ofrecían la boletería en los pasillos la tarde de este jueves y los pasajeros que se encontraban varados en los diferentes destinos acudieron rápidamente para trasladarse.

Geovanny Cayapa, usuario de la terminal terrestre de Guayaquil, explicó que le preocupaba que las manifestaciones continuaran, pues se encontraba alejado de Puyo, la ciudad donde está su residencia, y apenas se enteró del acuerdo se dirigió a la terminal para regresar a casa, misma situación que tuvo que vivir José Luis Chasi, quien permaneció quince días en casa de conocidos, “un alivio, había la incertidumbre porque uno estaba aquí solo” declaró Chasi.

Más de 40 cooperativas hacen vida en la terminal terrestre e Guayaquil, y producto de las manifestaciones mantenían sus operaciones paralizadas. Muchos de los choferes tuvieron problemas con la estadía y la alimentación durante los últimos 18 días.

Con EFE, AP y medios locales

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.