La militancia del Cinco Estrellas respalda dividida un Gobierno de Draghi

Agencia EFE
·4  min de lectura

Roma, 11 feb (EFE).- La militancia del partido Movimiento Cinco Estrellas (M5S) de Italia votó hoy a favor de apoyar el Gobierno de Mario Draghi, que suma así un respaldo clave, pero en la consulta por internet el partido constató de nuevo sus divisiones internas.

La última palabra sobre la postura del M5S en esta crisis de Gobierno la tenían sus bases y el resultado dejó claro que no fue una cuestión sencilla: el 59,3 % votó a favor y el 40,7 % en contra.

En cualquier caso, el expresidente del Banco Central Europeo encajó así el último apoyo que le quedaba después de recibir el encargo del jefe del Estado, Sergio Mattarella, de formar Gobierno tras la dimisión del primer ministro, Giuseppe Conte, el pasado 26 de enero.

Draghi ha recibido el espaldarazo todos los partidos excepto del ultraderechista Hermanos de Italia. Le sostendrán la izquierda del Partido Demócrata, la derecha de Silvio Berlusconi y Matteo Salvini, el centro de Matteo Renzi y ahora también el Cinco Estrellas.

Se espera que acuda mañana al romano Palacio del Quirinale para aceptar oficialmente el cargo de primer ministro, todo a la mayor celeridad pues la gestión de la pandemia de coronavirus es urgente.

DRAGHI SUPERA EL ÚLTIMO ESCOLLO

Los dirigentes del M5S ya avanzaron su respaldo al exbanquero, pero, como de costumbre, la última palabra la tenía la militancia, llamada a votar en la plataforma de internet "Rousseau".

La consulta debía comenzar ayer miércoles, pero quedo suspendida. El fundador del partido, Beppe Grillo, reclamaba la creación de un Ministerio de Transición Ecológica e invitaba a Draghi a tener un "gesto" público en caso de aceptarlo.

La pasada noche ese gesto llegó en boca de los representantes de organizaciones ambientalistas como Greenpeace y WWF, que aseguraron tras reunirse con Draghi que ese ministerio sería una realidad.

De este modo, se ha podido reanudar la votación, que pone punto y final a las consultas y da el vía libre al Gobierno del economista, que gobernará precisamente en lugar del Cinco Estrellas y Conte.

UN MOVIMIENTO EN LA ENCRUCIJADA

El ministro de Exteriores en funciones, Luigi Di Maio, uno de los líderes más escuchados del movimiento, agradeció a los votantes por esta señal de "gran madurez", palabra que empleó también días antes a la hora de pedir el respaldo al nuevo candidato.

Y es que precisamente el partido, tal y como demuestran los datos de la votación, está dividido entre esa facción, que aboga por la madurez, más institucional, y su ala más activista, que sueña con recuperar los valores fundacionales, la rebeldía "anticasta".

La formación nació en 2009, en plena crisis económica, para protestar contra la clase dirigente y con el objetivo de llevar a la ciudadanía al Parlamento.

Era el comienzo de una historia de éxitos: en las generales de 2013 fue la primera fuerza, aunque se le excluyó del Gobierno, y en 2018 agrandaron sus resultados. Y, esta vez sí, llegaron al poder.

Con Conte como primer ministro, gobernó primero con Salvini hasta que este rompió la alianza en el verano de 2019. Para solucionar la crisis, se apoyó luego en el Partido Demócrata y la izquierda.

Su tono se moderó, sus cambiantes alianzas desencantaron a muchos y en los últimos tiempos solo ha recibido batacazos electorales que no han hecho más que agrandar las brechas internas.

Pero esta votación sobre Draghi apunta a convertirse en un hito importante en la historia del movimiento, al imponerse su cara más institucional. "Elegimos la vía europea", aplaudió Di Maio en sus redes, como zanjando un incómodo pasado de euroescepticismo.

LOS PRÓXIMOS PASOS DE DRAGHI

Tras constatar el apoyo de casi todos los partidos, Draghi podrá acudir en las próximas horas, presumiblemente ya el viernes, ante el jefe del Estado para formar su Gobierno, con el que se desencallará la crisis provocada por la salida de Conte, por falta de apoyos.

Acto seguido, deberá elaborar su gabinete, proponer a sus ministros y después jurará en el Palacio de Quirinale.

Más allá de este ceremonial, la parte clave será la investidura en la Cámara de los Diputados y el Senado, que podría tener lugar a lo largo del fin de semana o a comienzos de la próxima, aunque por el momento no hay fechas oficiales.

NUEVOS DECRETOS DE URGENCIA

Mientras la política sigue su curso, los tiempos de la pandemia apremian y se deberá prorrogar el decreto que establece los cierres perimetrales entre todas las regiones del país, que expira el lunes.

Antes se deberá convocar un Consejo de Ministros que apruebe esa disposición, tal y como ha reclamado el presidente de la Conferencia de Regiones, Stefano Bonaccini, que ha hablado con Draghi y con el ministro de Asuntos Regionales en funciones, Francesco Boccia.

En cuanto el candidato a primer ministro tome posesión, los gobernadores del país le pedirán una reunión para reclamar "graduales reaperturas", como la de cines, teatros o gimnasios.

Gonzalo Sánchez

(c) Agencia EFE