El Gobierno, con una nueva dinámica interna y el traslado del protagonismo afuera de la Rosada

·5  min de lectura
El presidente Alberto Fernández y el ministro de Economía, Sergio Massa
El presidente Alberto Fernández y el ministro de Economía, Sergio Massa - Créditos: @Presidencia

Frente a una Ciudad de Buenos Aires atravesada por la marcha de la CGT desde el Obelisco hasta el Congreso y las movilizaciones de organizaciones de izquierda a Plaza de Mayo, el presidente Alberto Fernández viajó a casi 1.200 kilómetros. Fue a Chilecito, La Rioja, para los homenajes al general San Martín y por una entrega de viviendas. El acto de Fernández sigue así una línea que ubica al mandatario casi diariamente con eventos fuera de Casa Rosada, que en las últimas semanas dejó de ser usina de noticias y en la lectura de diferentes funcionarios del oficialismo, aunque por diferentes motivos, también “dejó de ser sede de poder” .

Sergio Massa le dijo a la Mesa de Enlace que no será candidato a presidente en 2023 y que podría serlo en 2027

En la nueva dinámica del oficialismo, la Casa Rosada parece haber quedado relegada frente a las novedades cotidianas que emergen del Palacio de Hacienda, tras la llegada de Sergio Massa a esa cartera. En los últimos días salieron desde allí las principales noticias, en tanto que Balcarce 50 se convirtió en el escenario de actos y algunas reuniones sin mayor repercusión frente a la realidad marcada por la escalada inflacionaria y sus profundas consecuencias a nivel social. “Lo están dejando hacer a Sergio para que haya resultados”, afirman en distintas terminales de la coalición para explicar lo que sucede.

En ese nuevo esquema, a diferencia de lo que sucedía en la etapa de Martín Guzmán, las conferencias se hacen desde Economía. Además, Massa se mostró en un acto neurálgico en Neuquén junto a Eduardo “Wado” de Pedro, su par de Interior, hombre fuerte de La Cámpora y de máxima confianza de la vicepresidenta Cristina Kirchner, y en un encuentro junto a Fernanda Raverta, titular de Anses, en el que anunció un aumento para jubilados. Algo que hasta ahora siempre había hecho Fernández junto a Raverta.

El quiebre lo ubican desde el mismo día en que Massa asumió y dio su primera conferencia de prensa y desde entonces, con su propia y aceitada maquinaria de comunicación , imprimió su estilo para anunciar su equipo y las novedades de su cartera, a través de su cuenta de Twitter.

El “corrimiento” es observado por distintos funcionarios de primera línea del Gobierno, que admiten incluso que hoy “la mayoría busca” tener mayor diálogo con Massa que con el propio Fernández. “Parece la gran Viedma” , ironizó un hombre de Casa Rosada frente a LA NACION en referencia al fallido proyecto alfonsinista de traspasar la capital a la ciudad capital rionegrina.

Como contrapartida, desde los entornos tanto de Massa como de Fernández toman distancia de las lecturas de cambio de poder. En esa línea, rechazan de plano que el mandatario esté relegado frente a la figura del ministro y enmarcan la dinámica actual en la situación económica que atraviesa el país y los términos del acuerdo al que llegaron ambos con Cristina Kirchner, socia mayoritaria de la coalición de Gobierno, cuando se terminó definiendo el ingreso de Massa al Gabinete, a comienzos de este mes.

“Es lo lógico, Sergio capitaliza mucho poder en un momento delicado, donde lógicamente tiene protagonismo, pero el presidente sigue siendo Alberto” , buscó aclarar un hombre de las filas de Fernández. “Él (por Fernández) sigue siendo quien tiene la última palabra, no es que hay una presidencia colegiada, ni mucho menos ”, completó otro. “Es parte de lo que ellos tres (por Fernández, la vicepresidenta Cristina Kirchner y Massa), hablaron y que a ciencia cierta solo saben ellos tres”, agregó.

Es el resultado político del acuerdo entre los tres”, insistieron en la misma línea cerca de Massa en referencia a las conversaciones que retomaron Fernández y Cristina Kirchner, el domingo post renuncia de Guzmán, a las que luego se sumó el tigrense. “Hay instancia de unidad en esta etapa, para que Sergio gestione para lograr ordenamiento fiscal, superávit comercial y fortalecimiento de reservas. Hay acompañamiento de los tres actores” , afirmaron, desde el Ejecutivo pese a que en los papeles no hay un apoyo público y explícito de la vicepresidenta a Massa.

En medio del acto de la CGT, Alberto Fernández aseguró: “Nos estamos recuperando, estamos creciendo y estamos avanzando”

Pese a esa falta de respaldo, desde las distintas terminales del oficialismo coinciden en apartarse de la idea de que ahora el diálogo es entre “Hacienda y el Senado”, como sostienen algunos, por la relación entre Massa y Kirchner. “Sergio habla tanto con Alberto como con Cristina. No va en desmedro de uno u otro”, aseguraron cerca del ministro. “Todos son muy conscientes del momento que se vive y la necesidad de que la coalición cumpla con los objetivos para los que la votaron. Está definido así desde la política. Alberto cumple su rol y tiene diálogo permanente con Sergio ”, insistieron fuentes del Ejecutivo.

“Con la llegada de Sergio se dejó de hablar de las peleas internas y ahora esa tensión migró a la oposición”, observó uno de los consultados. “Todos sentimos que hay margen ahora. Alberto perdió mucho tiempo bancando a Guzmán, ahora el tiempo nos corre, pero Sergio tiene margen de maniobra, para que lleguemos a 2023 . Eso no es poco comparado con como estábamos hace un mes”, describió a su vez un funcionario cercano a La Cámpora.

“No lo veo a Sergio haciendo grandes anuncios, más bien trabajando y eso está buenísimo”, resumió una fuente oficial de Casa Rosada. Tras lo que agregó: “Todos sentimos que si la agenda económica se tranquiliza y fortalece va a haber más espacio para el resto de los temas y eso bueno. Así que disfrutamos este momento de tranquilidad”.