El Gobierno destina fondos para Santa Fe y Córdoba en medio de la puja por Vicentin

Jaime Rosemberg

A horas del envío al Congreso del proyecto de expropiación de la ya intervenida empresa Vicentín, que necesitará de una mayoría para ser aprobado, el Gobierno enviará hoy un guiño hacia los gobernadores de Santa Fe, Omar Perotti, y Córdoba, Juan Schiaretti, afectados por la decisión del Gobierno y cuyo apoyo sería clave a la hora de avanzar con la iniciativa.

El jefe de gabinete, Santiago Cafiero, encabezará a las 16 una teleconferencia con ambos gobernadores, a la que se sumarán también los mandatarios peronistas de Santa Cruz, Alicia Kirchner, y Misiones, Oscar Herrera Ahuad. Según informaron fuentes oficiales a La Nacion, el objetivo es anunciarles la implementación del fondo fiduciario para esas provincias, unos $120.0000 millones en concepto de Aportes del Tesoro Nacional para asistencia a las provincias, con el compromiso de devolución en 36 meses, a partir de enero de 2021.

El anuncio llega, para el gobernador de Santa Fe, en un momento clave. Para Perotti, la intervención de Vicentín-ubicado en Avellaneda, en el norte provincial-trajo consigo un inesperado y temprano conflicto con las entidades del campo, vitales en su entramado electoral, malestar que se tradujo además en ruidosas protestas de los vecinos de esa localidad, a la que se sumó el propio intendente, Dionisio Scarpín (Frente Progresista).

Posicionado como improvisado mediador entre el Gobierno y la empresa, mantuvo una posición equidistante en el inicio del conflicto, y dispuesto-como la Casa Rosada-a escuchar una "propuesta superadora", aunque la expropiación aparece, para el Gobierno, como la primera opción por estas horas.

En el caso de Schiaretti, los cuatro diputados que le responden en la Cámara de Diputados-que integran el interbloque federal, junto a diputados de Roberto Lavagna, el PS y partidos provinciales-serán vitales para conseguir quórum y mayoría para aprobar el proyecto de expropiación. "El gobernador va a hacer lo que sea mejor para los cordobeses", reiteran cerca de Schiaretti, cuya firma estuvo en duda durante buena parte de la tarde, aunque finalmente participa del acto y adhiere al programa.

Desde el Gobierno negaron que el acto tenga que ver con el caso Vicentin e indicaron que ya firmaron su adhesión al fondo de Tucumán, Chubut, Entre Ríos y Neuquén, por lo que para "apurar" la entrega de fondos (un promedio de entre $5000 y $6000 millones a cada distrito), se optó por firmar a distancia. En concreto, se otorgaron $4.800 millones a Córdoba, $4.600 millones a Santa Fe, $1.200 millones a Misiones y $3.000 millones a Santa Cruz por el denominado Fondo Fiduciario de Desarrollo Provincial.

"Es parte de la ayuda a las provincias para combatir la pandemia", aseguró un vocero de la Casa Rosada.