El Gobierno despliega 8500 efectivos de fuerzas federales en el AMBA para controlar las restricciones a la circulación

Maia Jastreblansky
·4  min de lectura
La ministra de seguridad Sabina Frederic coordina las medidas
La ministra de seguridad Sabina Frederic coordina las medidas

De forma inusual, el Gobierno espera desembarcar con unos 8500 efectivos de las fuerzas federales para controlar las restricciones a la circulación en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA). La Policía Federal y la Gendarmería ya realizan tareas de seguridad ciudadana en los 31 distritos más calientes del conurbano, pero la novedad es que ahora el patrullaje y los controles incluirían también a las calles de la Capital Federal, un territorio reservado hace tres años para la Policía de la Ciudad.

Esto fue lo que anunció más temprano la ministra de Seguridad, Sabina Frederic, luego de que el Presidente le pidiera redoblar los controles para hacer cumplir las restricciones que impuso para la Ciudad y el conurbano. Desde la cartera de seguridad especificaron que las cuatro fuerzas federales realizarán operativos de prevención “en los principales accesos y arterias del AMBA, tanto en autopistas como en avenidas” en el horario de restricción que irá de 20 a 6. Señalaron que habrá “controles fijos, dinámicos y aleatorios” que trabajarán en conjunto con la Agencia Nacional de Seguridad Vial y patrullajes en el transporte público.

Quiénes son los gremialistas docentes que presionaron por el cierre de las aulas

Así, las nuevas medidas que tomó Fernández llevan a romper la lógica de trabajo con la que venía avanzando Frederic y que hacía hincapié en la división de tareas entre los distintos niveles del Estado, con el Ministerio de Salud concentrado en los delitos federales, y la Policía de la Ciudad focalizada en la seguridad ciudadana porteña. Las fuerzas federales ya trabajan coordinadamente con el gobierno porteño en dos barrios populares, pero hasta ahora no tenían incidencia en el resto del ejido porteño.

El Ministerio de Seguridad definió el redespliegue en una reunión con los jefes y subjefes de las fuerzas aunque aún no había coordinado aún los operativos con las autoridades porteñas, en consonancia con la dinámica que adquirió la toma de decisiones del Presidente, que instaló un clima de fuerte crispación entre la Nación y la Ciudad.

Horacio Rodríguez Larreta y Diego Santilli
Ignacio Sánchez


Horacio Rodríguez Larreta y Diego Santilli (Ignacio Sánchez/)

Así lo hizo saber, en una conferencia de prensa en Uspallata, el vicejefe de gobierno porteño y encargado de la seguridad de la Ciudad, Diego Santilli. “Acá no hemos tenido ningún llamado para coordinar el trabajo conjunto y ni siquiera está el decreto”, dijo. Y agregó: “Nosotros creemos en el respeto de la autonomía de la Ciudad”.

Minutos después, sin embargo Frederic manifestó que su cartera estaba “dispuesta a conversar” con la Ciudad e insistió en la voluntad de coordinar los operativos con las jurisdicciones. Con el gobernador bonaerense la ministra ya había dialogado. Y, según pudo reconstruir LA NACION, el secretario de Articulación Federal del Ministerio de Seguridad, Gabriel Fucks, se contactó con el secretario de seguridad porteño, Marcelo D’Alessandro. Mañana podría haber una reunión entre ambas partes, en paralelo al encuentro que tendrá Fernández con Horacio Rodríguez Larreta.

Frederic señaló que las fuerzas federales controlarán que se cumpla la prohibición de circular durante el horario nocturno y que pedirán los permisos para verificar que solo se trasladen los trabajadores esenciales, o aquellas personas que deben volver o ir hacia sus trabajos. Todavía no está claro cuáles serán las sanciones para los incumplidores: eso lo definirá la letra del DNU y la tesitura que definan los juzgados del área. Hasta ahora, se le obligaba a la persona a firmar un compromiso de no reincidencia bajo apercibimiento de la retención el automóvil particular.

Fuerzas Armadas

“Voy a hacer cumplir las medidas con las fuerzas federales. La Policía Federal, la Gendarmería, la Prefectura y la PSA quedan afectadas al control de las medidas sanitarias que acabo de disponer”, dijo Fernández al anunciar las medidas. Y agregó: “Le he pedido a las Fuerzas Armadas que colaboren en la atención sanitaria. Oficiales y suboficiales del Ejército se ubicarán en distintos puntos de Ciudad y del conurbano ayudando a prestar asistencia sanitaria”.

Esa parte del anuncio del Presidente había generado muchas dudas por el rol de las Fuerzas Armadas en los operativos y el despliegue de los uniformados en las calles de la Capital Federal y el Gran Buenos Aires. El ministro de Defensa, Agustín Rossi, aclaró: “Las fuerzas armadas no hacen tareas de seguridad interior, esto está taxativamente prohibido por las leyes en la Argentina”.

Y especificó: “Lo que vamos a hacer es una tarea de prevención sanitaria, porque las FFAA tienen experiencia en la sanidad militar y tenemos logística, tiendas de campaña, elementos de transporte y hospitales reubicables. Médicos y enfermeras militares van a estar desarmados y van a trabajar durante el día”.

Se espera que mañana, después de la reunión del Presidente con el jefe de gobierno porteño y con el DNU sobre la mesa, se definan los detalles de los nuevos operativos.