El ICE libera de mala gana a más de 250 extranjeros detenidos en California

Agencia EFE
·3  min de lectura

Los Ángeles, 27 oct (EFE News).- El Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE) dijo este martes que cumplió con la orden de un juez federal de liberar a más de 250 extranjeros detenidos en un centro de Adelanto, California, mientras activistas alertan que aún hay personas en gran peligro por el coronavirus.

El juez Terry J. Hatter, del Tribunal de Distrito para el Centro de California, ordenó el pasado 15 de octubre a la agencia migratoria liberar a 50 prisioneros por día hasta que la población de la prisión se redujera de 772 a 475.

“La Corte ha estado preocupada por algún tiempo por la falta de franqueza mostrada por el Gobierno en este caso. Ahora, la Corte está preocupada por la deshonestidad directa por parte de los abogados del Gobierno ", escribió Hatter en su orden de 15 páginas.

El ICE dijo hoy en un comunicado que, de conformidad con la orden del tribunal, el centro de detención de Adelanto, que es manejado por el contratista GEO, liberó a “más de 250 delincuentes extranjeros de regreso a las comunidades”.

El director en funciones del ICE, Tony H. Pham, advirtió que la agencia "ha cumplido con esta orden judicial excesiva; sin embargo, el púbico debe saber que el fallo indudablemente los pone en mayor riesgo”.

La población de la cárcel con capacidad para unos 1.900 detenidos es aproximadamente de 465 en este momento, informó el ICE.

La orden de Hatter es la última de una demanda presentada en abril por la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) contra el ICE y GEO por las supuestas condiciones de hacinamiento en las instalaciones que no abordan las pautas adecuadas de distanciamiento social y saneamiento en medio de la pandemia del coronavirus.

A las quejas se sumaron poco después denuncias de defensores de los inmigrantes sobre el supuesto uso indebido de productos químicos en las celdas que estaban poniendo aún más en peligro a los detenidos.

Según las cifras del ICE en Adelanto 238 detenidos se han contagiado de covid-19, de los cuales 63 actualmente están aislados o siendo tratados por la enfermedad.

Jessica Bansal, abogada senior de ACLU SoCal, recalcó que “ocho meses después de (el inicio de) la pandemia, más de 700 personas permanecían encarceladas por violaciones civiles en una cárcel abarrotada donde las medidas de protección básicas son imposibles y docenas se enferman con covid-19 todos los días”.

En ese sentido el reverendo Guillermo Torres, miembro de Clérigos y Laicos Unidos por una Justicia Económica (CLUE), dijo hoy a Efe que a pesar de la reducción, el ICE aún mantiene tras las rejas a personas como el pastor guatemalteco Hugo Rolando Osorio Gómez, que tiene 61 años y ya contrajo el virus. El religioso es un residente permanente detenido por supuestamente tener una alerta de arresto de la Interpol.

También continúa detenido el religioso Alan Altamirano, que tiene una condición cardiaca que le exige tomar medicamento todas las noches.

“Esto es inhumano; estos centros de detención no deberían existir. Exigimos que nuestros hermanos sean liberados y que dejen de exponerlos a la muerte”, advirtió Torres.

El ICE resaltó que entre los que fueron liberados, más de 60 migrantes tenían órdenes finales de deportación por parte de jueces federales de inmigración.

A las demanda y las constantes protestas de organizaciones como Inland Coalition for Immigrant Justice, los familiares se sumaron con una huelga de hambre y cadena de oración frente a las oficinas del ICE a principios de octubre para exigir la liberación de sus familiares.

“Creemos que hubo una intervención divina en la resolución del juez porque fue justo antes que hicimos todas estas peticiones y esperamos que Dios nos vuelva a escuchar y liberen a todos los detenidos”, insistió el líder religioso.

(c) Agencia EFE