El Gobierno delegó en la AFIP la defensa de la supuesta auditoría adulterada para beneficiar a Cristina Kirchner

·2  min de lectura
El ente que comanda Mercedes Marcó del Pont dijo que el informe fue firmado por todos los funcionarios jerárquicos que fueron designados durante la gestión macrista
El ente que comanda Mercedes Marcó del Pont dijo que el informe fue firmado por todos los funcionarios jerárquicos que fueron designados durante la gestión macrista

El silencio fue la primera reacción en Balcarce 50 ante la denuncia contra la AFIP, publicada hoy por LA NACION, en la que se asegura que el organismo se habría basado en una auditoría adulterada para denunciar que durante el gobierno de Mauricio Macri se hostigó a la vicepresidenta Cristina Kirchner, a sus hijos, y a los empresarios Cristóbal López y Lázaro Báez. Poco después, la Casa Rosada delegó toda comunicación en el organismo encabezado por Mercedes Marcó del Pont, que ratificó su denuncia contra la gestión macrista.

Según la denuncia dada a conocer hoy, la AFIP habría denunciado el hostigamiento contra la vicepresidenta y su familia basándose en una auditoría adulterada, al punto que quienes la desarrollaron se negaron a firmarla y por eso fueron desplazados de sus cargos. De acuerdo con la denuncia, la maniobra perseguía dos fines: victimizar a los Kirchner y ayudarles a que no paguen sus deudas tributarias.

La acusación fue presentada por Jaime Mecikovsky, uno de los funcionarios de más alto rango dentro de la AFIP durante la gestión de Alberto Abad. Expuso que las conclusiones de la auditoría interna OPI 16/20 y del informe confidencial de auditoría interna OCV 11/2020, que refrendó Marcó del Pont, “son bien distintas a las que realmente arribaron los funcionarios que llevaron a cabo las tareas de campo”.

AFIP: denuncian que adulteraron la auditoría que benefició a los Kirchner, Cristóbal López, Lázaro Báez y Ricardo Echegaray

Tras conocerse la denuncia de Mecikovsky, LA NACION se comunicó primero con fuentes de Casa Rosada, que inicialmente declinaron de hacer comentarios, tras lo cual derivaron en AFIP toda comunicación sobre el tema.

Fuentes del organismo recaudador insistieron que los resultados de las auditorías impulsadas por la AFIP “permitieron constatar el “hostigamiento fiscal” experimentado por la vicepresidenta Cristina Fernández y sus hijos a lo largo de la presidencia de Macri”. Luego de lo cual agregaron que “las irregularidades fueron identificadas a partir del trabajo realizado a lo largo de un año por la Dirección General Impositiva y las Subdirecciones Generales de Asuntos Jurídicos y Auditoría Interna de la AFIP”.

“La contundencia de las auditorías es tal que no solo fueron acompañadas con su firma por la máxima autoridad del área sino que fueron suscriptas por todos los funcionarios jerárquicos que fueron designados y se desempeñaron en el área de auditoría durante la gestión macrista”, aseguraron desde el organismo dirigido por Marcó del Pont.

Por su parte, Mecikovsky en su denuncia pidió que la Justicia cite a declarar como testigos a cuatro funcionarios de la AFIP que desarrollaron la auditoría, en tanto que pidió en un segundo escrito que se rechace el intento del organismo por ser tomado como querellante en la causa por presunto hostigamiento fiscal en contra de los Kirchner. ¿Por qué? Porque considera que los mismos funcionarios que se presentarían como querellantes podrían terminar como acusados si se corrobora que se manipularon las auditorías.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.