El Gobierno defiende el gasto en vacunación: dice que pagó dosis que aún no recibió y “van a llegar”

Jaime Rosemberg
·3  min de lectura
En el Gobierno sostienen que están esperando que les entreguen millones de dosis de vacunas que ya fueron abonadas
En el Gobierno sostienen que están esperando que les entreguen millones de dosis de vacunas que ya fueron abonadas

“La plata se gastó, pero fue para comprar las vacunas que van a llegar”. La definición, de boca de un funcionario cercano al presidente Alberto Fernández, combina un reconocimiento explícito, pero también una justificación sobre los $5936 millones que el Gobierno ya utilizó, en solo dos meses, para la compra de vacunas, que tal como publicó LA NACION representa el 43% del total de la partida prevista para todo 2021, con solo el uno por ciento de la población efectivamente vacunada.

En la Casa Rosada comparaban la compra de vacunas con la de un auto. “Comprás y tal vez demoran en entregarlo”, dijo un funcionario. Aseguran que, con el aval creciente de la población, la inversión rendirá sus frutos pronto, y que la partida adicional solicitada ($61.000 millones más) servirá para tener más vacunas en tiempo y forma.

El gobernador de la provincia de Buenos Aires Axel Kicillof se vacuna con la Sputnik V
Prensa Gobernación


El gobernador de la provincia de Buenos Aires Axel Kicillof se vacuna con la Sputnik V (Prensa Gobernación/)

“Compramos 15,5 millones de vacunas. Llegaron 4 millones y, cuando termine marzo, tendremos otras cuatro millones de dosis ”, prometen desde el Gobierno, más allá de que desde que comenzó el mes no se registraron llegadas de las dosis prometidas de la vacuna rusa Sputnik V, una negociación que llevó y lleva adelante la asesora Cecilia Nicolini, que días atrás volvió a viajar a Moscú.

Desde el Gobierno aseguran que “esta semana” llegarían “al menos” dos millones de dosis más de la vacuna china Sinopharm, cuyo contrato (por tres millones) fue anunciado por la ministra de Salud, Carla Vizzotti. A ellas se le sumarían un número indeterminado de dosis de la Sputnik V (serían 500.000) y, a fin de mes, las de Astra-Zeneca (580.000 en su versión Covishield desde la India y parte de los 22,5 millones de las ya contratadas con producción en México), aunque esta última enfrenta el rechazo creciente en distintos países de Europa, como Francia y Holanda.

En tren de responder críticas por la lentitud del proceso de vacunación, en el Gobierno manejan estudios de opinión reservados en la zona metropolitana que hablan de un 81 por ciento de encuestados que se vacunó o se vacunará, 15 puntos por encima de los guarismos de febrero. Incluso entre los partidarios de la oposición, la “voluntad de vacunarse” ya llega al 73% (entre los cercanos al oficialismo la cifra alcanza el 90%). En cuanto al avance de la campaña, “el 45% ya conoce a alguien cercano que se vacunó”, contestan desde el Gobierno.

“Con una dosis, ya están vacunadas más de dos millones de personas y cada una de ellas ya tiene el 70 por ciento de la inmunización garantizada”, afirmó otro vocero oficial, y retrucó que “ese porcentaje es mayor que el de la vacuna contra la gripe”. En el Gobierno también elogian el “ritmo de vacunación” en la provincia de Buenos Aires, el distrito que gobierna Axel Kicillof. “En provincia está volando la vacunación. Si no se hace más, es porque las vacunas no han llegado”, justificó otro funcionario oficial.

En su edición de hoy, LA NACION detalla además que Argentina se ubica hoy en el puesto 56 de un total de 114 países en cantidad de dosis aplicadas. Solo el 4,6% recibió la vacuna y, de este porcentaje, apenas al 0,99% se le aplicaron las dos dosis. A ellos se le suman los coletazos del escándalo de la vacunación VIP, que se llevó consigo al ministro de Salud, Ginés González García, reemplazado de inmediato por Vizzotti.