El Gobierno convoca a empresarios y sindicalistas para debatir precios y salarios

LA NACION
·3  min de lectura

El Gobierno convocará la semana próxima a empresarios y sindicalistas para explorar un acuerdo de precios y salarios. Así lo confirmó hoy Cecilia Todesca, vicejefa de Gabinete. Sería básicamente reflotar una de las iniciativas que el Presidente impulsó en sus primeros meses en el poder, antes de la irrupción de la pandemia por el coronavirus.

"La semana que viene vamos a convocar tanto a los trabajadores como a los empresarios para compartirles nuestra metodología de trabajo. Realmente creemos que es un momento en el que hay que hacer un esfuerzo grande para hacer converger las variables precios, salarios y gasto en torno a lo que hemos puesto en el presupuesto", dijo hoy Todesca al cierre de la reunión del gabinete económico, en la Casa Rosada.

Además, la funcionaria planteó: "No vamos a poner topes sobre la discusión de los convenios colectivos de trabajo, que es un proceso democrático y que nosotros defendemos".

La iniciativa, aún bajo debate, tiene como objetivo controlar la inflación, proyectada en 29 por ciento para 2021, según el presupuesto que trazó el ministro de Economía, Martín Guzmán. Sin embargo, las medidoras privadas estiman un índice superior.

El objetivo es alinear la política de precios y de ingresos para ir coordinando expectativas y así cumplir con los objetivos inflacionarios del Presupuesto, se informó de manera oficial. "En el presupuesto está pautado un incremento real de los salarios de entre 3 y 4 puntos porcentuales, porque si los salarios no se recuperan es muy difícil que se recupere la economía. Recordemos que el 60 por ciento del PIB es el consumo", destacó Todesca.

Consejo Económico y Social

En caso de avanzar, la medida irá por un carril separado a la creación del Consejo Económico y Social, aún sin activar y a la espera de ser tratado en sesiones extraordinarias en el Congreso de la Nación o ser creado mediante un decreto presidencial.

"El consejo es para delinear propuestas a largo plazo, el acuerdo de precios y salarios es algo más coyuntural. Lo pensamos más como una metodología para ordenar la economía que en algo matemático, que fije un número", explicó a LA NACION un ministro que participa en el rediseño del eventual trato.

Isabel Perón cumple 90 años, aferrada a sus secretos y con fobia por la política

Ayer, desde la CGT, plantearon reparos a los límites en las paritarias. "Nosotros no vamos a poner ningún límite a ninguna paritaria", dijo el secretario General Adjunto de la CGT Andrés Rodríguez en El Destape Radio.

La cúpula de la central sindical se reunió ayer para evaluar el acuerdo de precios y salarios, y planteó, a través de Héctor Daer, uno de sus jefes que las paritarias superen por al menos dos puntos la inflación. "La idea es recuperar entre el 2 y el 4 por ciento por arriba de la inflación, como pauta anual", dijo el jefe de sindicato de la Sanidad.

El llamado del Gobierno se da en simultáneo con cortocircuitos en la negociación salarial del sector bancario. El gremio del sector, liderado por Sergio Palazzo, un aliado de Alberto Fernández, está "en alerta y movilización" ante el rechazo de los empresarios de atar la suba salarial a la inflación y de una recomposición correspondiente a 2020.

En el sector empresario también observan con cierta desconfianza la eventual medida. "Hay que tener en cuenta la base sobre la que se haría el acuerdo de precios y salarios. Las paritarias se han movido con libertad. En el sector de la alimentación se han firmado aumentos de entre el 32 y el 38% mientras que el ajuste de precios que se tuvo en todo el año por la política de Precios Máximos fue de entre 4 y el 10,8%", planteó la semana pasada a LA NACION Daniel Funes de Rioja, vicepresidente de asuntos laborales e internacionales de la Unión Industrial Argentina (UIA) y empresario del rubro alimenticio.

Disconforme, Funes de Rioja añadió: "¿Qué correlación existe entre la estructura de costos y salarios? Es muy difícil armonizar precios y salarios si no es a partir de una realidad homogénea. Esta realidad no es homogénea a partir del congelamiento de precios que está vigente".