El Gobierno pospuso la reunión convocada para evaluar el regreso de los copagos

·3  min de lectura
Alberto Fernández junto a Carla Vizzotti en la Casa Rosada
Alberto Fernández junto a Carla Vizzotti en la Casa Rosada

Luego de que ayer la Federación Argentina de Prestadores de Salud (FAPS) emitiera un comunicado para informar que a partir del 1 enero los pacientes de empresas de Medicina Prepaga y Obras Sociales de Dirección deberán comenzar a abonar un copago de 9% del valor de cada prestación médica, la ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, confirmó que el Gobierno convocó a una reunión con el fin de evaluar el aumento, para este mediodía. Sin embargo, cerca de las 14 trascendió a través de fuentes del sector privado que ese encuentro se pospuso para mañana, martes 28 de diciembre. La idea de Vizzotti era informar novedades una vez concluido el encuentro.

“Recibimos el comunicado, me comuniqué con el superintendente [por Daniel López], vamos a convocar a una reunión a través de la Superintendencia este mediodía para abordar este tema y evitar que este impacto le pegue a la población”, contó la funcionaria en Radio El Destape, durante las primeras horas de la mañana.

En ese momento, la jefa de la cartera sanitaria había advertido que por la ley de prepagas no era necesaria la autorización del Gobierno para que el copago comience a regir. “Estamos tratando de sentarnos con todos los actores que involucran este aumento para ver si podemos evitar el impacto en la población”, indicó en ese entonces, cuando el mitín todavía estaba en pie.

La inflación como causa

En la nota de prensa de ayer, desde la FAPS apuntaron al “desfasaje económico” que genera la inflación como principal causa del incremento y justificaron la decisión en que el sector atraviesa una crisis financiera y económica por esa suba de costos operativos y de la cobertura de los nuevos tratamientos. Incluso, advirtieron que este aumento sostenido de los precios pone en peligro la sostenibilidad del sistema.

Mientras tanto, esta mañana también habló el presidente de Swiss Medical, Claudio Belocopitt, quien ayer había pedido que los funcionarios correspondientes se reúnan con los representantes de la medicina prepaga para discutir qué hacer.

“Hay que tener en claro que no son las empresas de medicina prepaga las que las van a cobrar. Salió un comunicado de la federación de prestadores -que incluye clínicas, sanatorios, centros de diagnóstico- que manifiestan la necesidad de cobrar copagos porque los financiadores -las empresas de medicina prepaga- no pueden actualizar sus valores, porque es siempre lo mismo, no reciben autorización en tiempo y forma. Entonces el sistema se va desfinanciando”, planteó Belocopitt en Radio Con Vos.

“Tenemos una realidad inflacionaria: una cosa es que sepamos que tenemos que corregirla y otra, que pretendamos negarla”, sostuvo en ese sentido el empresario, que pidió que la Casa Rosada imprima respuestas certeras para abordar la situación. “Es fácil, nos ponen a la gente en contra”, se quejó.

Asimismo, Belocopitt sostuvo que las empresas de medicina prepaga tienen “balances en rojo” y que esa cuestión es conocida en la Superintendencia de Salud. “Ponen al sistema en una situación de mucho peligro. Si el sistema está en rojo el peligro es mucho mayor porque estas empresas de medicina prepaga son depositarias de la confianza de muchas personas para que estas compañías las atiendan cuando se enferman”, advirtió.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.