El Gobierno contraataca en la Justicia y espera revertir hoy el regreso a las clases presenciales en la Ciudad de Buenos Aires

Jaime Rosemberg
·3  min de lectura
Zannini fue saludado por dirigentes y militantes
Ignacio Sánchez

Decidido a frenar “lo antes posible” el fallo de la Justicia porteña que ordenó la continuidad de las clases presenciales en territorio porteño, el gobierno de Alberto Fernández ordenó distintas “vías de acción” en la justicia federal. La más importante es la de la Procuración del Tesoro de la Nación, que encabeza Carlos Zannini, quien presentó hoy un planteo para que se declare la inhibitoria de la justicia porteña y la invalidez de lo decidido la noche del domingo por la Cámara en lo Contencioso Administrativo de la ciudad, que falló a favor de la presencialidad en las clases en el distrito.

“La presentación de Zannini está, y se van a sumar otras”, advirtieron desde una Casa Rosada con mucha actividad desde temprano. El presidente Fernández, que llegó a las 9.15 (un horario inusual en lo que lleva de mandato), se reunió con el jefe de gabinete Santiago Cafiero, el ministro del Interior, Eduardo de Pedro, la ministra de Salud, Carla Vizzotti, y la secretaria de Legal y Técnica, Vilma Ibarra, para monitorear las acciones judiciales, que tienen como objetivo revertir el fallo, que hizo lugar a la presentación de padres de alumnos y que fue acatado por el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

Desde el Gobierno esperan que la presentación de la Procuración ante la Cámara en lo Contencioso Administrativo Federal sea suficiente para frenar “hoy mismo” la autorización para que las escuelas de la ciudad en sus tres niveles sigan abiertas, a pesar del decreto firmado por el Presidente el miércoles pasado en el que se suspendieron las clases presenciales en el AMBA hasta el viernes 30 de abril inclusive. “Para el Gobierno no es la justicia ordinaria la que debe decidir esto y dará pelea en la justicia federal”, reiteraron desde un despacho de Balcarce 50, en línea con la argumentación presidencial ni bien se conoció el fallo de la sala 4 de la cámara de apelaciones porteña. “Lo que hicieron es un estrago jurídico”, dijo anoche Fernández. “No estamos enojados, estamos preocupados. Hablen de los hospitales, no hay camas”, afirmaron voceros del Presidente en medio de las reuniones.

Santiago Cafiero se reunió con Carla Vizzotti y científicos en la Casa Rosada, como parte de los encuentros que organiza el Gobierno nacional para definir acciones de prevención y mitigación de la segunda ola de coronavirus, al tiempo que avanza el plan oficial de vacunación sobre el personal de salud y la población vulnerable.
Presidencia


Santiago Cafiero se reunió con Carla Vizzotti y científicos en la Casa Rosada, como parte de los encuentros que organiza el Gobierno nacional para definir acciones de prevención y mitigación de la segunda ola de coronavirus, al tiempo que avanza el plan oficial de vacunación sobre el personal de salud y la población vulnerable. (Presidencia/)

Las miradas estarán puestas, además, en las palabras del Presidente, quien encabezará hoy un acto en el Museo del Bicentenario de la Casa Rosada. Anunciará una inversión de $10.155 millones para “ampliar la Red de Emergencia Sanitaria Federal con 134 nuevas obras e intervenciones que permitirán incorporar 1.415 nuevas camas ante la segunda ola de COVID-19”, según informaron desde Presidencia en un comunicado.

Estarán con el Presidente su ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, y su ministra de Salud, Carla Vizzotti, quien anoche envió una larga cadena de tuits con gráficos, en una respuesta directa a la conferencia de prensa de Rodríguez Larreta, en la que el jefe de gobierno porteño defendió la apertura de las escuelas. “La presencialidad en escuelas puede implicar un bajo riesgo individual pero alto riesgo colectivo, según el análisis epidemiológico”, sostuvo el Ministerio de Salud en el inicio de la comunicación vía redes sociales.

Mientras tanto, la respuesta oficial quedó en manos del ministro de Justicia, Martín Soria, quien anoche había adelantado la postura oficial. “El Presidente tomó una decisión de Estado para preservar la vida de miles de argentinos, no dictó políticas educativas. Utilizar políticamente al Poder Judicial es una especialidad del macrismo, pero esta vez han ido demasiado lejos”, escribió el ministro de Justicia, quien hoy pidió la rápida intervención de la Corte Suprema en el conflicto.