El gobierno de Chile detiene el proyecto minero Dominga por impacto ambiental

El gobierno de Chile rechazó este miércoles la construcción del proyecto minero y portuario Dominga, por el inmenso impacto ambiental que causaría en una rica reserva marítima del norte del país, una decisión que la empresa Andes Iron apelará.

"Estamos seguros de que aquí se tomó una definición robusta, trazable, basada en evidencia técnica", manifestó la ministra de Medio Ambiente, Maisa Rojas, al comunicar la decisión adoptada por unanimidad del Consejo de Ministros.

Activistas medioambientales, organizaciones civiles y ecológicas munidas de pancartas contrarias a la mina, con imágenes de la fauna del lugar, celebraron la decisión, que rechaza un proyecto que contempla una inversión de 2.500 millones de dólares.

A bordo de pequeñas lanchas, comunidades dedicadas a la pesca artesanal y al turismo de la zona festejaron también la decisión del Consejo de Ministros, según imágenes de la ONG Oceana.

Mientras tanto, la minera Andes Iron, que impulsa la iniciativa, parlamentarios de la oposición de centro derecha y dirigentes vecinales de la comunidad La Higuera, donde se planteaba ubicar la mina, criticaron el freno a un proyecto que consideran traería desarrollo a una zona pobre del país.

Dominga podía emplazarse en las cercanías del archipiélago de Humboldt, a unos 530 km al norte de Santiago y frente a la costa de La Higuera.

La zona es el refugio del 80% de la población mundial de los pingüinos de Humboldt, una especie en peligro de extinción. Además, es hogar de chungungos -la nutria más pequeña del mundo- y de cientos de lobos de mar y delfines nariz de botella. También funge de reparo para 14 especies diferentes de ballenas que surgen allí desde las profundidades para respirar.

- A favor y en contra -

A través de un comunicado, la minera anunció que apelará la decisión ante los Tribunales Ambientales.

"El proyecto Dominga no sólo cumple, sino que supera todos los estándares y se alinea a los principios establecidos por el gobierno para el desarrollo sostenible de proyectos industriales y mineros en materia de protección del medio ambiente, relacionamiento comunitario, uso de energías limpias, uso de agua desalada, entre otros", afirmó la compañía.

"Estoy defendiendo mi hogar, el lugar donde vivo, que es prístino", dijo a la AFP Maud Ferrés, activista en contra del proyecto, quien viajó a Santiago a esperar la resolución.

Pero para Aléxis Sánchez, vocero de la Asociación Comunal de La Higuera, Dominga significaba una oportunidad de crecimiento económico para una localidad pobre, de 3.700 habitantes. "Con este proyecto nosotros queremos alcanzar nuestro desarrollo para dejar de ser una de las comunas más pobres del país", señaló a la AFP.

"¿Cuándo vamos a hablar del hombre y dejar de hablar de los pescaditos y de los pajaritos?", cuestionó por su parte a medios locales el alcalde de La Higuera, Yerko Galleguillos.

- Valor ambiental único -

El proyecto contempla explotar a cielo abierto un yacimiento de hierro y cobre. Cerca del pueblo de La Higuera se construiría una planta de tratamiento, y depósitos, una planta desalinizadora de agua, y un puerto de carga de minerales.

"El puerto se emplaza en un lugar que tiene un valor ecológico que es absolutamente único", enfatizó la ministra Rojas, al justificar una decisión del gobierno del izquierdista Gabriel Boric, que al asumir el poder en marzo de 2022 se declaró contrario a su construcción.

La polémica en torno a este proyecto creció en 2021 cuando salpicó al expresidente derechista Sebastián Piñera (2010-2014 y 2018-2022). Una investigación de medios chilenos en el marco de los "Pandora Papers" señaló que los hijos del mandatario vendieron en 2010 la minera Dominga al empresario Carlos Alberto Delano, un íntimo amigo de Piñera, por 152 millones de dólares, en una operación que en su mayoría se realizó en Islas Vírgenes.

El último pago, según la investigación, estaba supeditado a que no se estableciera un área de protección ambiental en la zona. Una vez que Piñera asumió el poder, esa área que abarca un verdadero tesoro natural a orillas del Pacífico, no fue considerada como zona de protección recomendada por su antecesora Michelle Bachelet (2006-2010).

El senador por esa región y opositor de centro derecha, Matías Walker, lamentó lo que considera una decisión política.

"Una de las comunas más pobres de la región de Coquimbo seguirá durmiendo sobre una de las reservas de hierro más importante del mundo. Yo emplazo al presidente Boric a que diga hoy día cómo va a compensar a la comuna de La Higuera por esta enorme pérdida", desafió Walker.

"No están solos, nosotros como Gobierno los vamos a apoyar", aseguró el ministro de Economía, Nicolás Grau, quien detalló un plan de inversión por más de 700 millones de dólares para los próximos ocho años en la zona.

pa/pb/dga/mr