El Gobierno cerrará varios campamentos para menores migrantes no acompañados

·2  min de lectura

Washington, 30 jun (EFE News).- El gobierno del presidente Joe Biden cerrará media docena de las instalaciones y campamentos de emergencia donde se ha improvisado el alojamiento de miles de niños migrantes que llegaron al país sin la acompañía de alguno de sus padres o tutor legal, indicaron este miércoles medios estadounidenses.

La cadena CBS de televisión indicó que a partir de hoy serán cerradas seis las instalaciones de emergencia en Texas y California establecidas durante la primavera para albergar a parte de los miles de menores no acompañados que llegaron a la frontera sur.

El Departamento de Salud (HHS) dejará fuera de servicio esas instalaciones en la base Lackland de la Fuerza Aérea, en el área de San Antonio, y un campamento otrora habilitado para trabajadores en la industria del petróleo, ubicado en Midland, Texas, según CBS.

Ese informe añadió que otros dos campamentos, ubicados en Carrizo Springs y Donna, ambos en Texas, cerrarán el 19 de julio.

Por su parte, el medio Border Report citó declaraciones de Aurora Miranda Maese, coordinadora juvenil en la Oficina de Reasentamiento de Refugiados (ORR), según la cual el HHS cerrará dos instalaciones en Texas y los centros de convenciones San Diego y Long Beach (California) el 15 de julio y el 2 de agosto, respectivamente.

En el curso de una audiencia de tribunales acera de las condiciones en que están los menores migrantes bajo custodia del gobierno, Maese señaló que cuatro de los albergues mayores permanecerán abiertos, incluido el de Fort Bliss, en Texas.

En el campamento instalado en esta base militar se han reportado, según CBS, altos niveles de ansiedad entre los menores, y que han llegado a provocar "incidentes de daño autoinfligido, ataques de pánico e intentos de escape".

Los otros están ubicados en Albion (Michigan); Pecos (Texas), y Pomona (California).

En abril el Gobierno llegó a tener a más de 20.000 niños migrantes bajo su custodia y la cifra disminuyó esta semana a unos 14.000 menores que llegaron a la frontera sin compañía de adultos responsables.

El Gobierno ha permitido que se queden en el país a los niños que llegan sin compañía de un responsable adulto pero, bajo la ley, no pueden permanecer más de 72 horas bajo custodia de la Patrulla de Fronteras o en sitios de detención para adultos.

Ello les obligó a abrir lo que llamó "centros de ingreso de emergencia" en diversas partes del país, incluidos campamentos, centros de convención y bases militares, que, ahora, con menor volumen de menores llegando a la frontera, se disponen a ir cerrando paulatinamente.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.