El Gobierno británico mantiene la desescalada pese al récord de contagios

·2  min de lectura

Londres, 28 jun (EFE).- El recién nombrado ministro de Sanidad del Reino Unido, Sajid Javid, afirmó este lunes en su primera declaración ante el Parlamento que mantiene el plan de retirar todas las restricciones contra la pandemia el próximo 19 de julio a pesar de que los contagios marcaron hoy un récord desde el pasado enero.

"No vemos razones para ir más allá de del 19 de julio. Porque, siendo sinceros, ninguna fecha que elijamos vendrá asociada con un riesgo cero de covid. Sabemos que no podemos eliminarlo; debemos aprender a vivir con él", dijo Javid, que ha sustituyó en el cargo a Matt Hancock, forzado a dimitir tras violar las restricciones sociales contra la pandemia.

El nuevo ministro admitió que el avance de los contagios, impulsado por la expansión de la variante delta del virus, más transmisible, está provocando "un incremento en las hospitalizaciones", aunque aseguró que esa subida está "en línea" con las cifras que el Ejecutivo anticipaba "en este punto de la hoja de ruta".

Este lunes se comunicaron 22.868 nuevas infecciones, la cifra más elevada desde el 30 de enero. En los últimos siete días, se han contabilizado 116.287 casos, un 69,9 % más que en los siete anteriores; 122 muertes, un 64,9 % más y 1.557 hospitalizaciones --hasta el martes de la semana pasada, último día con cifras oficiales--, un incremento del 10,3 %.

"Aunque los casos están subiendo, el número de muertes sigue bastante bajo, y continuaremos investigando cómo nuestras vacunas están rompiendo el vínculo entre casos, hospitalizaciones y muertes", dijo el ministro de Sanidad.

Javid destacó asimismo que el 61,9 % de la población adulta ya ha recibido la pauta completa de una vacuna y el 84,4 % tiene al menos una primera dosis.

"Nuestras vacunas están funcionando. También contra la variante delta", aseguró el ministro, que estima que la inmunización ha salvado 27.000 vidas en el Reino Unido hasta ahora y ha prevenido más de 7 millones de infecciones.

Con todo, alertó sobre el peligro de la variante delta, que representa ya el 95 % de los contagios en el país: "No solo se transmite más fácilmente, sino que las pruebas apuntan a que provoca un mayor riesgo de que aquellos que no han sido vacunados necesiten tratamiento hospitalario", apuntó.

El objetivo del Gobierno es que el próximo 19 de julio, cuando se prevé dar el último y definitivo paso de la desescalada, dos tercios de la población adulta cuente ya con las dos dosis de una vacuna.

"Ante los sacrificios que han hecho los británicos, debemos restaurar sus libertades tan rápido como sea posible y no podemos esperar ni un momento más de lo necesario", esgrimió Javid.

"Mi tarea es contribuir a recuperar la vida económica y cultural que hace de este un gran país, mientras, por supuesto, protegemos vidas y mantenemos nuestro sistema público de salud", afirmó ante la Cámara de los Comunes.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.