El conflicto cocalero en Bolivia se agudiza entre exigencias y el anuncio de juicio

·3  min de lectura

La Paz, 9 sep (EFE).- El conflicto cocalero se agudizó después de la destrucción del llamado "mercado paralelo", las exigencias de los socios de Adepcoca de reunirse directamente con el presidente Luis Arce y el anuncio de demandas penales de los bloques enfrentados por la dirigencia y el control de esa organización independiente.

El bloque de la Asociación Departamental de Productores de Coca (Adepcoca) liderado por Freddy Machicado se movilizó nuevamente este viernes para entregar en la Casa de Gobierno en La Paz un pliego de peticiones de 13 puntos con el objetivo de que en los siguientes días Arce acceda a reunirse con ese bloque.

Este jueves el grupo de cocaleros llegó a La Paz tras una multitudinaria marcha de cinco días que recorrió más de 100 kilómetros tras dar un ultimátum al Gobierno para que cerrara el "mercado paralelo", que finalmente se tomaron, incendiaron y destrozaron.

REUNIÓN CON ARCE

La movilización de este viernes estuvo integrada por productores de hojas de coca que portaban banderas de su asociación y estuvo acompañada por un conjunto de músicos que interpretó canciones de afirmación de su sector con ritmos típicos.

Al acercarse a la Casa de Gobierno, la Policía, que puso varias líneas de seguridad, permitió que una comisión de cuatro dirigentes llegara hasta el punto de recepción de correspondencia.

"Hemos hecho recepcionar este documento, el cual esperamos llegue a las manos de la primera autoridad del Estado" y que "atienda" a las demandas de Adepcoca, indicó Machicado después de la entrega de la lista de pedidos al Gobierno.

Entre las peticiones están un decreto que ratifique que el mercado de Villa Fátima es el "único" en La Paz que tiene la autorización para la venta de hojas de coca y la destitución del ministro de Desarrollo Rural, Remmy Gonzales.

En declaraciones a Efe, Machicado aseguró que Gonzales "no tiene la capacidad" y "no es creíble" para presentarse como alguien que pueda resolver este conflicto y que por eso acuden ahora al presidente.

DEMANDA POR DESTROZOS

En la víspera, los cocaleros de Adepcoca tomaron el "mercado paralelo" administrado por Alanes al extremo de quemar las instalaciones con el reporte de heridos de consideración en ambos bandos.

"Han hablado de una toma pacífica e institucional", pero "han entrado con una emboscada" y han "atentando contra nuestra integridad física", declaró a Efe el cocalero Reddy Flores, que pertenece al bloque de Alanes y trabaja en el "mercado paralelo".

"Han venido con intención de matarnos", aseguró a Efe el cocalero Nacho Gutierrez, quien fue golpeado por los movilizados en el rostro.

En una declaración a medios locales, Alanes aseguró que presentará una demanda contra Machicado porque "tiene que investigarse" que su grupo realizó "un asalto" a la sede del "mercado paralelo" con "la intención de asesinar gente".

"Mientras entre aire en mis pulmones y mi corazón siga latiendo voy a seguir de pie", manifestó Alanes.

Por su parte, el ministro Gonzales aseguró este viernes que el sector de Machicado "no está en condiciones de exigir nada" y adelantó que asumirá medidas legales.

El conflicto cocalero inició a principios de agosto con jornadas de enfrentamientos entre manifestantes y la Policía, con cruce de dinamitazos y gases lacrimógenos.

Varios intentos de diálogo convocados por el Gobierno no dieron resultado debido a que el sector de Machicado se rehusó a reunirse con Alanes para negociar una solución.

El conflicto de Adepcoca se arrastra desde septiembre de 2021, cuando un grupo eligió por aclamación a Alanes como dirigente de la organización, quien luego recibió el reconocimiento del Gobierno, con lo que este tomó posesión del mercado tradicional de Villa Fátima.

Tras varias jornadas de protestas, el bloque contrario, que asegura ser mayoritario, consiguió expulsar a Alanes, pero unos días después este dirigente abrió el "mercado paralelo" cerca del tradicional.

Las normas bolivianas establecen que existen dos centros de comercialización legal de hojas de coca uno en Sacaba, en el departamento de Cochabamba, y el otro en La Paz, en ese sentido los cocaleros movilizado exigen al Gobierno hacer cumplir la ley.

(c) Agencia EFE