El Gobierno boliviano pide a los cocaleros "considerar" el diálogo y el superar conflicto

·3  min de lectura

La Paz, 28 ago (EFE).- El Gobierno boliviano pidió este domingo a la Asociación Departamental de Productores de Coca (Adepcoca) de La Paz, que administra el mercado tradicional de hojas de coca, y al sector que controla el "mercado paralelo" que "consideren" dialogar para superar el conflicto que se acarrea desde inicios de mes.

En declaraciones a los medios, el ministro de Desarrollo Rural y Tierras, Remmy Gonzáles, mencionó que se ha tenido algunos contactos con las cabezas de ambos bloques de cocaleros y que en cuanto exista disposición se va a "convocar al diálogo" nuevamente.

El conflicto lleva ya cuatro semanas y enfrenta a los socios de Adepcoca del mercado tradicional, de Freddy Machicado, con el de Arnold Alanes, que asegura ser el dirigente legal y que a fines del año pasado abrió un establecimiento de venta de hojas de coca paralelo.

Hasta el momento, han fracasado dos intentos de diálogo convocados por el Gobierno, el primero hace dos semanas en la Defensoría del Pueblo y el último hace un par de días, debido a que el sector de Machicado rechaza conversar con alguien más que no sea el Gobierno del presidente Luis Arce.

"Esperemos que ambos dialoguen y que limen asperezas", aseguró Gonzales que hace unos días afirmó que el conflicto no era contra el Gobierno sino que se debía a una pugna entre dirigentes dentro de Adepcoca, que es una organización privada.

Sin embargo, el bloque de Machicado reclama al Gobierno que no haga cumplir las leyes bolivianas que señalan que en Bolivia existen dos mercados autorizados para la venta legal de hojas de coca, uno en Sacaba del departamento de Cochabamaba y el de Villa Fátima en La Paz.

Inicialmente, el ministro Gonzáles aseguró que el Gobierno no había autorizado que se abra un nuevo centro de comercialización de hojas de coca en La Paz, por lo que se entendió que el mercado que administra el grupo de Alanes estaría fuera de la ley.

Este domingo, Gonzáles manifestó que las normas no definen a qué se refiere con el término "mercado" y que esto se puede entender como la acción de transacción entre vendedores y compradores, además que Adepcoca son "todos los productores" de hojas de coca de La Paz.

Desde el Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras se insistió en que ambos dirigentes "dejen los intereses personales y económicos" de manera que se pueda encontrar una "salida pacífica" a este problema.

ADEPCOCA ANALIZA MEDIDAS

Por su parte, Adepcoca ha convocado a todos los frentes que aglutina a una gran reunión este lunes que tiene por objeto fijar las medidas para conseguir el cierre del "mercado paralelo", entre ellas están la instalación de bloqueos y huelgas de hambre.

En un mes, los cocaleros de Adepcoca han sostenido protestas con la finalidad que hacer que se cierre el mercado paralelo, al considerar que quienes lo administran provienen de la "zona roja" de producción y no de la tradicional, además de señalar a ese grupo como afín al oficialismo.

Varias jornadas se han caracterizado por el enfrentamiento entre cocaleros, que utilizaron dinamitas, y la Policía que respondió a esas movilizaciones con gases lacrimógenos.

Este problema se arrastras desde septiembre de 2021, cuando en una asamblea se eligió por aclamación a Alanes como dirigente de Adepcoca, que luego recibió el reconocimiento del Gobierno, con lo que tomó posesión del mercado tradicional de Villa Fátima.

Aquello provocó la protesta del otro bloque que asegura ser el mayoritario y tras varias jornadas de protestas consiguió expulsar a Alanes, que unos días después consiguió abrir un mercado paralelo cerca del tradicional.

(c) Agencia EFE