El Gobierno boliviano integra un equipo para valorar a una niña violada y embarazada

·3  min de lectura

La Paz, 4 nov (EFE).- El Ministerio de Salud informó este jueves que conformó un equipo médico de especialistas para que realicen la valoración médica científica a la menor de 11 años que quedó embarazada tras ser abusada sexualmente por su abuelastro y que ahora se encuentra en una casa de acogida de la Iglesia católica.

El equipo está conformado por 10 especialistas entre psicólogos, ginecólogos, psiquiatras, entre otros, que realizarán la valoración "estrictamente técnica" de la salud de la niña.

"Se informará a través de la autoridad competente para que tanto la madre y la niña tomen una decisión de manera informada y en total libertad", señala el comunicado del Ministerio de Salud.

Además indica que de acuerdo a la disposición de la resolución de la Sala Constitucional Primera del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz también se ha identificado "un lugar donde la niña podría ser atendida en resguardo de su salud y vida".

La niña de 11 años actualmente se encuentra en una casa de acogida de la Iglesia católica en la oriental Santa Cruz que se comprometió a darle el apoyo para que tenga al bebé; sin embargo, esta semana la madre denunció que no la dejan ver a su hija.

Inicialmente la niña quería abortar, lo que está permitido en el país para víctimas de violaciones, pero luego de ser contactada por una organización religiosa desistió del procedimiento.

LA RESOLUCIÓN

Este jueves se conoció la resolución del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz que resolvió conceder en parte la tutela solicitada por la Defensoría del Pueblo y también dispuso una valoración médica a la niña.

Además explica que no puede pronunciarse sobre si se interrumpe o no el embarazo de la menor y pide que el viceministerio de Comunicación emita un comunicado para evitar el manejo irresponsable de la información sobre esta situación.

Este caso causó polémica e indignación en Bolivia al conocerse que la niña sufrió reiterados abusos sexuales de parte de su abuelastro, quien estaba a cargo de la niña, ya que sus padres viajaban por trabajo.

El hombre de 61 años está detenido de forma preventiva en una cárcel en Santa Cruz.

La Defensoría del Pueblo interpuso un recurso judicial para resguardar los derechos de la menor, además solicitó a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) medidas cautelares para que el Estado "asuma medidas de protección y salvaguarda" de la niña, entre otras acciones.

En tanto la madre de la menor también acudió a la CIDH solicitando medidas cautelares para que se pueda evitar la interrupción del embarazo de su hija, que a su juicio impulsa la Defensoría del Pueblo.

Esta semana la CIDH se pronunció sobre este caso y recomendó a Bolivia cumplir con su obligación de proteger a la niñez de la violencia sexual y el embarazo forzado.

ONU Bolivia señaló que someter a una niña a un embarazo forzado está "calificado como tortura" e instó a las autoridades a intensificar los esfuerzos para la protección de los derechos de las niñas víctimas de violencia sexual.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.