Biden reinicia programa para niños centroamericanos en medio de oleada de migrantes

Andrea Shalal, Steve Holland y Mimi Dwyer
·2  min de lectura
Foto de archivo. El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, visita una clínica que administra vacunas contra el COVID-19 a veteranos, en Washington

Por Andrea Shalal, Steve Holland y Mimi Dwyer

WASHINGTON, 10 mar (Reuters) - El presidente Joe Biden tomó el miércoles medidas para ayudar a los niños que huyen de la violencia en Centroamérica, incluso mientras lidia con una oleada de migrantes en la frontera sur de Estados Unidos que está agotando los recursos y exponiéndolo a críticas bipartidistas.

La supervisora de la frontera sur para la Casa Blanca, Roberta Jacobson, dijo a periodistas que el gobierno de Biden está reiniciando el programa de menores centroamericanos (CAM), que entre 2014 y 2017 permitió a niños que huyen de la violencia en El Salvador, Guatemala y Honduras establecerse en Estados Unidos.

El expresidente Donald Trump puso fin al programa en 2017. La medida había permitido a menores de 21 años con padres que viven legalmente en Estados Unidos solicitar una entrevista de reasentamiento de refugiados antes de hacer el viaje a Estados Unidos.

La medida es el paso más reciente de Biden en su intento de crear una situación más humana en la frontera con México.

Sin embargo, mensajes contradictorios de la Casa Blanca están provocando críticas de los republicanos, que acusan a Biden de animar a inmigrantes a emprender el peligroso viaje para tratar de alcanzar un santuario en Estados Unidos.

Los demócratas se quejan de que el presidente no se está moviendo suficientemente rápido para liberar a los niños de la custodia de la Patrulla Fronteriza.

Autoridades estadounidenses están instando a las personas a no intentar cruzar la frontera, advirtiendo que serán devueltos, pero también subrayando que los niños no acompañados recibirán refugio y atención mientras se procesan sus casos.

"La frontera no está abierta", dijo Jacobson, cambiando al español en varias ocasiones durante una sesión informativa en la Casa Blanca para subrayar este punto.

Pero ese mensaje no está llegando.

Agentes fronterizos estadounidenses detuvieron en febrero a casi 100,000 migrantes en la frontera con México, según dos personas familiarizadas con datos preliminares, el total mensual más alto desde una gran oleada a mediados de 2019.

Jacobson culpó a los traficantes de migrantes por el aumento.

"Estamos tratando de enviar ambos mensajes y los traficantes están tratando de enviar solo un mensaje", dijo.

La portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo que miembros del equipo de inmigración de Biden le informaron sobre una visita a la frontera que tuvieron y que discutieron cómo acelerar el procesamiento de los niños migrantes.

Un portavoz del Departamento de Estado dijo en un comunicado el miércoles que la administración está lista para reanudar el procesamiento de las solicitudes de CAM, comenzando con los niños cuyos casos fueron suspendidos bajo Trump y luego abriéndose a nuevos solicitantes.

El Departamento planea ponerse en contacto con los padres a partir del 15 de marzo, dijo el portavoz. Hasta la fecha, el programa ha reunido a casi 5,000 niños con sus padres.

(Por Andrea Shalal y Jarrett Renshaw; Editado en español por Juana Casas y Adriana Barrera)