Gobierno Biden responde a críticas con imágenes de niños migrantes detenidos

Agencia EFE
·4  min de lectura

Washington, 23 mar (EFE News).- El gobierno del presidente Joe Biden, criticado por los medios, republicanos y activistas por las restricciones impuestas a la información sobre la condición de miles de niños migrantes bajo custodia, difundió este martes imágenes de dos centros de detención en Texas.

Después de semanas en las que no permitió a los medios a entrar en los centros de procesamiento de migrantes y albergues, la Oficina de Aduanas y Protección de Fronteras (CBP) publicó dos vídeos y más de 40 fotografías de dos de sus instalaciones para "equilibrar la necesidad de transparencia pública y responsabilidad" con su deseo de mantener la privacidad y salud de empleados y menores.

Los videos, grabados la semana pasada, tienen las primeras imágenes oficiales de la situación que se viven en estos centros.

El video grabado en el centro de procesamiento de Donna muestra a un gran número de menores bajo carpas, y algunos de ellos están tumbados sobre colchonetas en el suelo y bajo mantas de aluminio en habitaciones improvisadas y divididas por plásticos.

Las imágenes incluyen las áreas donde se guardan suministros como toallas, mantas, agua y pañales, y un área de juegos al aire libre vacía.

La cadena ABC de televisión indicó que, según abogados que habían hablado con algunos niños en ese sitio, los menores se quejaban porque solo se les permitía ir al área de recreos por unos 20 minutos cada día.

En otro video similar, grabado en la instalación de CBP en El Paso, incluye en cambio a jóvenes haciendo ejercicio al aire libre.

INSTALACIONES DESBORDADAS

CBP tenía hoy casi 5.000 migrantes menores de edad bajo su custodia y otros 11.000 han sido transferidos a la Oficina de Reasentamiento de Refugiados (ORR), la dependencia del HHS que ha de cuidar por ellos hasta que se ubiquen sus familias en Estados Unidos.

La cifra de migrantes indocumentados que cruzan la frontera desde México ha estado subiendo mes a mes desde mayo pasado, y en febrero superó los 100.000, con un aumento del 28 % sobre el mes anterior.

En el caso de los menores no acompañados, el aumento mensual fue del 61 % en febrero, mientras que el de las familias se disparó un 163 % con respecto a enero pasado.

El gobierno de Biden, citando al igual que el de su predecesor Donald Trump razones de "privacidad", ha impedido el acceso de los medios a los sitios donde están detenidos los menores de edad, una veda de información que el representante demócrata Henry Cuellar quebró este lunes cuando difundió fotografías tomadas en el centro de Donna.

Cuellar, que ha criticado al Gobierno Biden por la gestión de la situación en la frontera, describió como "condiciones terribles" la situación de los menores bajo custodia del gobierno.

Los republicanos que, durante los cuatro años del gobierno de Trump avalaron políticas similares a las que ahora emplea Biden con el añadido de la separación forzada de niños y sus padres, no han perdido tiempo en criticar la situación actual.

Los senadores republicanos de Texas, Ted Cruz y John Cornyn, anunciaron que visitarán la frontera esta semana y abogaron porque el gobierno permita el ingreso de los medios a los centros de detención.

"No basta con que los miembros del Senado vean lo que ocurre", señaló Cruz en un comunicado. "Los estadounidenses tienen que verlo. Por eso pedí que se permitiera que nos acompañaran miembros de los medios. Pero el gobierno, clara y enfáticamente, rehusó ofrecer acceso de los medios".

Por su parte, el grupo Raíces, que se describe como la mayor agencia de asesoría legal sin fines de lucro en Texas, indicó en un mensaje en su cuenta Twitter que "no importa si tenemos un presidente republicano o demócrata" lo visto en las imágenes de los centros de procesamiento son inexcusables.

"Ningún niño debería estar detenido por CBP en condiciones inhumanas", agregó Raíces. "El gobierno de Biden debe transferir los niños de inmediato a un sitio de HHS y reunirlos con sus familias tan pronto como sea posible".

Families Belong Together, una organización que aboga por los inmigrantes, sostuvo en su cuenta Twitter que "las condiciones en que forzamos a que vivan estos niños y familias son una afrenta a la promesa de libertad de nuestra nación".

Otros activistas proinmigrantes han elogiado a Biden por sus iniciativas para aplicar la "humanidad" a sus políticas migratorias y reconocen la complicada situación que enfrenta.

"Ésta es la parte difícil, y ellos (el gobierno) sabían que sería difícil", dijo Jennifer Podkul, vicepresidente de Kids in Need of Defense, un grupo sin fines de lucro que da asesoría legal a los menores indocumentados.

"Pero la Casa Blanca necesita decir: 'Ahora es el momento. Tenemos que hacer las cosas de manera totalmente diferente'", agregó. "Será mejor para los niños. Será mejor para todos".

Jessica Bolter, del Instituto de Política Migratoria, también se mostró comprensiva al decir que el Gobierno está dando los "pasos apropiados" para resolver el hacinamiento en albergues y centros de detención y está acelerando el proceso por el cual los niños son entregados a sus familias.

(c) Agencia EFE