El gobierno de Biden excluye a Cuba de la Cumbre de las Américas en Los Ángeles

·3  min de lectura
PRESIDENCIA DE CUBA/Europa Press

La administración de Joe Biden finalmente confirmó que no invitó a los gobiernos autoritarios de Cuba, Venezuela y Nicaragua a participar en la IX Cumbre de las Américas, que comienza este lunes 6 de junio en Los Ángeles, por preocupaciones sobre los derechos humanos en esos países.

“Estados Unidos continúa manteniendo reservas sobre la falta de espacio democrático y la situación de los derechos humanos en Cuba, Nicaragua y Venezuela”, dijo un funcionario de alto rango de la administración. “En consecuencia, Cuba, Nicaragua y Venezuela no serán invitados a participar en esta Cumbre”.

Como anfitrión, EEUU tenía amplia discreción sobre las invitaciones. Pero la administración participó en discusiones “amplias y sinceras” sobre la lista de invitados con otros países porque valora “la diversidad de puntos de vista de nuestros vecinos regionales”, dijo el funcionario.

El anuncio pone fin a una disputa diplomática con el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, quien dijo que no asistiría si Cuba no era invitada. López-Obrador confirmó el lunes por la mañana que no asistiría “porque no se invitó a todos los países de América”.

Anteriormente, los funcionarios de la administración descartaron una invitación a Daniel Ortega de Nicaragua y Nicolás Maduro de Venezuela. Ortega dijo que no estaba interesado en asistir y era poco probable que Maduro viajara a Estados Unidos, donde enfrentaría cargos por narcotráfico.

Comienza Cumbre de las Américas sin Cuba, Maduro y el presidente de México López Obrador

El líder cubano Miguel Díaz-Canel también dijo que no participaría en la Cumbre. Los funcionarios de la administración de Biden plantearon la idea de invitar a un funcionario de bajo nivel del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba, pero eso fue descartado.

El funcionario de la administración dijo que miembros de la sociedad civil de Cuba, Venezuela y Nicaragua participarán en foros paralelos esta semana.

Pero pocos podrán ir desde Cuba, donde el gobierno ha impedido que los activistas viajen a Estados Unidos para asistir a los eventos.

La insistencia de México en invitar a Cuba también alentó a otros países a boicotear la reunión.

Además de López Obrador, no se espera que asistan los presidentes de Honduras, Xiomara Castro, y Bolivia, Luis Arce, pero sí la mayoría de los jefes de estado de las naciones del hemisferio occidental.

El canciller mexicano, Marcelo Ebrard, participará en lugar de López Obrador y funcionarios estadounidenses han dicho que la cooperación en materia migratoria, una de las prioridades de la Cumbre, no se verá afectada.

Los países del Caribe también exigieron que Juan Guaidó, el líder opositor reconocido como presidente interino de Venezuela por Estados Unidos, no sea invitado. Pero es probable que tenga una videollamada con Biden durante la semana de la Cumbre, dijeron fuentes al Herald.

Las Cumbres, que comenzaron en 1994 en Miami, constituyen el único encuentro regional de jefes de estado de EEUU, Canadá, América Latina y el Caribe, que se realiza cada tres o cuatro años.

En Los Ángeles, se espera que las naciones participantes acuerden una declaración sobre migración y un plan para fortalecer los sistemas de salud en toda la región.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.