El Gobierno de Biden concluye en Alaska un primer diálogo "duro" con China

Agencia EFE
·2  min de lectura

Washington, 19 mar (EFE).- El secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, y el asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Jake Sullivan, concluyeron este viernes en Anchorage (Alaska) su primer contacto oficial con China, que fue "duro y directo", desde la llegada al poder del presidente estadounidense, Joe Biden.

Al finalizar la reunión, los dos funcionarios estadounidenses ofrecieron a la prensa detalles del encuentro que comenzó el día anterior con un agrio intercambio de dimes y diretes entre los representantes de ambas potencias mundiales y en presencia de los medios de comunicación.

"Esperábamos tener un intercambio duro y directo sobre una amplia gama de asuntos y eso es exactamente lo que tuvimos", dijo Sullivan.

Por su parte, Blinken aseguró que la delegación china reaccionó de manera adversa a las reclamaciones de EE.UU. en asuntos como la situación de Hong Kong, Taiwan, el Tíbet y las violaciones de derechos humanos a la minoría musulmana en la provincia noroccidental de Xinjiang, asuntos que Pekín considera internos.

"No es de extrañar que, cuando planteamos esos problemas de manera clara y directa, obtuvimos una respuesta defensiva. Pero también pudimos tener una conversación muy sincera durante estas muchas horas en una agenda muy amplia", indicó el jefe de la diplomacia estadounidense.

Blinken y Sullivan mantuvieron reuniones este jueves y viernes en Alaska con el responsable del Partido Comunista de China (PCCh) para Asuntos Exteriores, Yang Jiechi, y el jefe de la diplomacia china, Wang Yi.

Al terminar el encuentro, en declaraciones recogidas por la agencia estatal de noticias Xinhua, Yang afirmó que la conversación había sido "cándida", "constructiva" y "de ayuda".

Estas palabras contrastan con el inicio de la reunión el jueves, dominado por la tensión y en el que los funcionarios chinos se saltaron el protocolo.

En vez de hablar durante dos minutos, como estaba establecido, Yang usó 18 minutos para contestar delante de las cámaras a unas declaraciones de Blinken, quien dijo que Washington estaba "profundamente preocupado" por algunas de las acciones del gigante asiático.

Blinken llegó a Alaska tras visitar Japón y Corea del Sur, aliados de EE.UU. en Asia, en su primer viaje internacional y en el que estuvo acompañado por el secretario de Defensa estadounidense, Lloyd Austin.

Durante su estancia en Tokio, el Gobierno de EE.UU. y el de Japón emitieron un comunicado conjunto criticando el trato por parte de China de la minoría uigur en la provincia noroccidental de Xinjiang y su "comportamiento desestabilizador" hacia los países vecinos.

Las relaciones entre China y EE.UU. se deterioraron de forma drástica durante la era del expresidente Donald Trump (2017-2021) con colisiones en planos como el comercial, el diplomático o el tecnológico, y aunque Biden ha prometido otro enfoque, su Gobierno no parece tener prisa por poner fin del todo a sus conflictos con Pekín.

(c) Agencia EFE