Kicillof: “Las estadísticas mejoraron, pero no significa que cada crimen no sea gravísimo”

·3  min de lectura
Berni y Kicillof, en un acto de entrega de patrulleros
Prensa PBA

El gobierno de la provincia de Buenos Aires no responderá con anuncios específicos en materia de seguridad para intentar aplacar la indignación que generó en Ramos Mejía el asesinato del kiosquero Roberto Sabo, ocurrido el domingo. Así lo pudo confirmar LA NACION de fuentes de la administración provincial, que destacaron la inversión realizada para la policía y el Servicio Penitenciario Bonaerense. El gobernador Axel Kicillof, y el ministro de Seguridad, Sergio Berni, tuvieron este martes una agenda de actividades programadas más allá de lo sucedido en el partido de La Matanza. Kicillof remarcó que las estadísticas delictuales “son mejores, pero eso no significa que cada crimen no sea gravísimo”.

Kicillof estuvo en Roque Pérez para presentar el Plan Maestro Integral Cuenca Río Salado, y se refirió al sangriento hecho. “Hoy lo que podemos decir es que estamos llevando adelante un plan integral de seguridad. El más grande de los últimos tiempos. Pero los frutos se verán con el tiempo, no puede ser inmediato. Estas cuestiones endémicas no se mejoran de la noche a la mañana”, dijo el gobernador, según consignó Clarín.

“Berni mostraba ayer [por el lunes] las estadísticas. Y cuando comparamos con 2019, las estadísticas son mejores. Pero eso no significa que cada crimen o cada delito no sea gravísimo”, completó Kicillof.

Tanto las fuentes cercanas a Kicillof como las de confianza del ministro resaltaron los planes de inversión para la policía y para la infraestructura carcelaria, y negaron que vayan a responder a la bronca que exhibieron los vecinos de Ramos Mejía con medidas específicas para la zona.

“Con Berni y [el intendente de La Matanza, Fernando] Espinoza, [Kicillof] se mantuvo en contacto desde el momento en que se conoció el hecho. El refuerzo del trabajo para incrementar la seguridad en La Matanza lo estamos haciendo. Se han aumentado los móviles, los agentes, el equipamiento. Se está coordinando con el gobierno nacional redirigir agentes federales. Pero un problema estructural no se resuelve como por arte de magia. Necesita respuestas estructurales y eso es lo que estamos haciendo”, indicó a LA NACION una fuente cercana a Kicillof, que agregó que “la seguridad es un problema endémico, porque hace años que solo se barren los problemas debajo de la alfombra pero no se toman las decisiones estructurales”.

La CGT y los movimientos sociales se movilizarán tres días después de las elecciones

Cerca de Berni también sostuvieron que no habrá anuncios particulares y buscaron dar por cerrado el tema. “Se esclareció y el autor está preso. Hay una conmoción social por el asesinato. Venimos trabajando en un proyecto de seguridad global, que no tiene que ver con temas como las condenas o la reinserción, que son de la Justicia”, señaló un hombre de trato diario con Berni. Consultados sobre la actividad del ministro, informaron que su agenda del día no tiene previstos encuentros específicos sobre el tema.

Desde el gobierno bonaerense prefirieron subrayar que cuentan con un “plan integral de seguridad” que incluye mejoras salariales que elevaron a $61.980 el sueldo de 33.491 policías y que llevan construidas 1350 nuevas plazas carcelarias, en el marco de un programa de 12 mil a levantar hasta 2023. También plantearon que entregaron 2697 móviles, financiados por Provincia y Nación.

Kicillof, Berni y Espinoza pusieron en marcha nuevos patrulleros para La Matanza
Kicillof, Berni y Espinoza pusieron en marcha nuevos patrulleros para La Matanza


Berni, Kicillof y Espinoza, en febrero, al presentar móviles policiales para La Matanza

Desde el gobierno bonaerense y también desde el municipio de La Matanza, señalaron que los “delitos prevenibles” (homicidios dolosos, asaltos, robos, hurtos, robo automotor, violaciones, cuatrerismo y piratas del asfalto) en el distrito bajaron un 27,41% entre 2019 y 2021 (no toman en cuenta el año 2020 por la particularidad de la cuarentena que restringió la circulación). Espinoza no hizo declaraciones públicas.

Los vecinos de Ramos Mejía se manifestaron ayer en una marcha en la que se registraron choques con la policía. El asesinato del kiosquero Sabo generó indignación en la sociedad local y también se plegó a ese reclamo el Obispado de San Justo, que emitió ayer un comunicado “ante la injusta y absurda muerte de Roberto”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.