Axel Kicillof: “Ensucian a mi esposa, que no habla con Sarlo hace 20 años”

Javier Fuego Simondet
·2  min de lectura
Soledad Quereilhac
Fernando Massobrio

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, negó que su esposa, Soledad Quereilhac, le haya ofrecido vacunarse contra el coronavirus a la ensayista Beatriz Sarlo. “Están haciendo una campaña de desprestigio, están ensuciando a mi esposa. Mi esposa no habla con Beatriz Sarlo hace 20 años”, afirmó Kicillof en declaraciones al canal TN.

La ministra de Comunicación Pública de la provincia de Buenos Aires, Jesica Rey, señaló hoy que la administración de Axel Kicillof se contactó con la ensayista Beatriz Sarlo para ofrecerle vacunarse como parte de una campaña de concientización sobre la vacunación contra el coronavirus que finalmente no se realizó.

Sarlo declaró hoy ante la jueza María Eugenia Capuchetti que la esposa del gobernador, Soledad Quereilhac, le ofreció vacunarse a través de un mensaje que le hizo llegar un editor de la editorial Siglo XXI.

“El 26 de enero, Axel Kicillof anunció en Villa Gesell que estábamos armando una campaña de concientización para convocar a personalidades. En esa línea, se habló con varias personalidades. Queríamos llegar a Sarlo. El 22 de enero, Carlos Díaz (el editor) le escribe para participar; ella dice que no”, explicó Rey a LA NACION.

Esa campaña de concientización finalmente no se realizó porque “cuando The Lancet confirmó la eficacia, hubo una explosión de inscriptos y la campaña comenzó a carecer de sentido”, señaló Rey. “Moria Casán lo dijo en una nota, Mauro Viale lo dijo al aire”, recordó la ministra al señalar otros ofrecimientos a personalidades conocidas para incentivar la inoculación.

“Nunca hubo un ofrecimiento ilegal. No teníamos cómo contactarla porque ella no usa celular y por eso recurrimos al mail”, explicó la ministra. “El protocolo tiene instancias a seguir: personal de salud y mayores de 70. En esa etapa estábamos, no iba a haber personas de 40 años vacunadas”, subrayó la funcionaria.

En la conferencia de Villa Gesell que mencionó Rey, Kicillof señaló: “Estamos invitando a referentes de otros campos. Utilizaríamos poquitas vacunas, 100 vacunas, para que con su ejemplo puedan convencer a otros. Hemos usado todos los argumentos, pero sabemos que hay quienes tienen algún referente de la cultura o el deporte y, viéndolo poner el hombro, puede convencerse de que esta vacuna sirve”.

LA NACION se comunicó con Quereilhac, quien prefirió no hacer comentarios aunque adelantó que se referirá al tema a través de sus redes sociales.