Gobierno cree que tendrá "excedentes" de la vacuna para repartir en el mundo

Agencia EFE
·4  min de lectura

Washington, 16 dic (EFE News).- El Gobierno federal aseguró este miércoles que tiene contratadas al menos 900 millones de dosis de la vacuna de la covid-19 y compartirá sus "excedentes" con otros países, mientras el Congreso rozaba un acuerdo para un nuevo paquete de estímulo económico.

"Ahora mismo tenemos 900 millones de dosis de la vacuna contratadas para que nos las entreguen, y tenemos opciones que aumentan eso a un total de 3.000 millones de dosis", dijo el secretario de Salud, Alex Azar, en una rueda de prensa.

"Creemos que, de hecho, tendremos excedentes en nuestro suministro de vacunas, y por eso el presidente (Donald Trump) firmó un decreto comprometiéndose a tomar esos excedentes, de vacunas y de capacidad manufacturera, y las usaríamos en beneficio de la comunidad mundial", agregó Azar.

A la población de 330 millones de personas que hay en el país deben restarse los aproximadamente 70 millones que no recibirán por ahora la vacuna, porque no está indicada para menores de 16 años.

Sin embargo, al contrario que China y otras potencias, Estados Unidos no forma parte de la plataforma COVAX impulsada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para garantizar un acceso global y en términos de igualdad a las vacunas.

NEGOCIACIONES CON PFIZER

El secretario de Salud trataba con sus declaraciones de dejar atrás la polémica generada por la noticia de que Pfizer, que acordó vender inicialmente 100 millones de dosis al país, podría no generar nuevas unidades de la vacuna suficientes para la nación hasta junio de 2021.

El Gobierno de Trump quiere conseguir otros 100 millones de dosis de Pfizer, y ahora negocia con ese laboratorio de cara a ayudarles a producir nuevas unidades de la vacuna para los estadounidenses en la primera mitad de 2021, según el diario The New York Times.

"Estamos trabajando con Pfizer y soy muy optimista de que tendremos éxito", aseguró Azar, y destacó que Washington espera conseguir una "mejor visibilidad" del proceso de producción de esa vacuna.

Azar reveló, además, que Pfizer les ha "informado recientemente de varios retos que podrían tener en su proceso de manufactura" de la vacuna, y que el Gobierno de Trump les ha ofrecido "un apoyo completo para asegurar que pueden producir".

ESPERANDO LA VACUNA DE MODERNA

Las autoridades federales aprobaron la semana pasada el uso de la vacuna de Pfizer y enviaron 2,9 millones de dosis a todo el país, que promedia más de 200.000 infecciones diarias y empezó a inocular a los primeros trabajadores sanitarios este lunes.

Una segunda vacuna, la de Moderna, podría aprobarse en cuestión de horas o días, pues este jueves se reunirá para evaluarla un comité asesor de la Agencia de Alimentos y Medicamentos (FDA, en inglés), que en un análisis preliminar ya ha confirmado la eficacia y seguridad de esa vacuna.

En cuanto esté aprobada, el Gobierno empezará a distribuir 5,9 millones de dosis de la vacuna de Moderna a hospitales y residencias del país, además de repartir otras 2 millones de unidades de la de Pfizer la próxima semana, explicó Azar.

Además de las 100 millones de dosis que tiene garantizados de Pfizer y los 200 millones de Moderna, el Gobierno ha comprado otros 300 millones de la vacuna que está desarrollando AstraZeneca, 100 millones de la de Novavax, 100 millones de la de Sanofi y GSK y otros 100 de la de Johnson and Johnson, que al contrario que otras, solo requeriría una dosis y no dos.

Johnson and Johnson cerrará este jueves el reclutamiento de voluntarios para su fase 3 de la vacuna, y Washington espera poder evaluar su eficacia en enero, indicó este miércoles Moncef Slaoui, principal asesor de la Operación "Warp Speed" de la Casa Blanca contra la pandemia.

NUEVO PAQUETE DE ESTÍMULO

Mientras, y tras meses de negociaciones estancadas, los líderes demócratas y republicanos en el Congreso están cerca de alcanzar un acuerdo para un nuevo paquete de estímulo que ayude a frenar el deterioro de la economía por la pandemia.

La propuesta estará basada en un plan por valor de 748.000 millones de dólares que un grupo de legisladores de ambos partidos de la Cámara Baja y la Alta presentaron el lunes, y que contempla transferencias directas de dinero a los ciudadanos en situación más vulnerable.

El monto de esos depósitos, que no ha sido revelado, será menor a los 1.200 dólares por persona adulta que contemplaba el rescate aprobado en marzo pasado por el Congreso, de 2,2 billones de dólares, el mayor de la historia del país.

(c) Agencia EFE