El gobierno argentino negó un freno

María Paula Etcheberry

La cancillería argentina matizó ayer las declaraciones del gobierno de Francia sobre un posible freno al acuerdo comercial entre el Mercosur y la Unión Europea, como resultado de la actitud del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ante los graves incendios desatados en la selva amazónica. Al mismo tiempo, el mandatario argentino Mauricio Macri afirmó que habló por teléfono con Bolsonaro para ofrecerle ayuda frente a la catástrofe.

"No parece muy viable que Francia frene el acuerdo. Llegará al Parlamento Europeo dentro de un año, aproximadamente. Este tema debería continuar vigente en ese entonces y Francia debería hacer lobby entre todos los países para que el Parlamento no lo apruebe", explicaron a LA NACION fuentes de la Cancillería.

Días atrás, París había apuntado que "el presidente Bolsonaro ha decidido no respetar sus compromisos sobre el cambio climático ni actuar en materia de biodiversidad". También calificaron al mandatario brasileño de "mentiroso" y afirmaron que las cuestiones medioambientales son claves para el éxito del acuerdo comercial Mercosur-UE. El conflicto con Francia se desató luego de que Bolsonaro responsabilizara por los incendios forestales a varias ONG ambientalistas.

Por eso, la Cancillería buscó descartar la intención de Francia de bloquear el acuerdo y apuntó a colocar el acento en combatir el fuego, que se extiende a gran velocidad. "Lo que urge es reducir el impacto del fuego ahora. Por eso, la llamada de Macri a Bolsonaro y la decisión de que el Sinagir colabore", agregaron.

El Sinagir es un organismo estatal argentino, encargado de proteger el medio ambiente y a las personas frente a las situaciones de crisis. El gobierno argentino puso esta dependencia al servicio de Brasil y Bolivia por la emergencia en la selva amazónica.

Comunicación

Entre otras medidas de cooperación, Macri afirmó que se comunicó con Bolsonaro por teléfono anteayer, para brindarle colaboración en la lucha contra el fuego que amenaza a la Amazonia.

En un acto que Macri compartió ayer en la represa de Yacyretá con su par paraguayo, Mario Abdo Benítez, ambos mandatarios reiteraron la importancia que tiene el acuerdo Mercosur-Unión Europa y el cuidado del medio ambiente para el bloque regional.

"Me comuniqué con el presidente Bolsonaro ofreciéndole la ayuda de la Argentina para combatir esta catástrofe que están viviendo y lo mismo al pueblo boliviano", dijo Macri, al dejar inaugurado el paso fronterizo Ayolas-Ituzaingó, que pasa por encima de la represa.

"Tenemos un enorme compromiso con el medio ambiente. Estamos todos preocupados por lo que está ocurriendo en el Amazonia, con estos incendios", señaló Macri.

"El Presidente lo llamó y le ofreció toda la ayuda que pueda dar la Argentina para intentar mitigar ese tremendo desastre natural que sufre un país hermano. Bolsonaro dijo que sí, quedaron en contacto y los equipos técnicos ya están trabajando", señaló el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, ante la consulta de la nacion.

El funcionario dijo que la Argentina podría cooperar enviando aviones hidrantes al país vecino, equipos técnicos y otras cuestiones que estén "al alcance".

Con la colaboración de Martín Boerr