El Gobierno argentino no logra aprobar en el Congreso el Presupuesto para 2022

·4  min de lectura

Buenos Aires, 17 dic (EFE).- El Gobierno argentino no logró aprobar este viernes en la Cámara de Diputados su proyecto de Presupuesto para 2022, que fue debatido en una larguísima sesión en la que quedó en evidencia la debilidad del oficialismo en el Congreso tras su derrota en las legislativas de noviembre.

El texto proyectado por el Ejecutivo peronista con las cuentas del próximo año, que preveía un crecimiento del 4 % del Producto Interior Bruto (PIB) y una inflación anual del 33 %, y que daba por hecho que el país cerrará un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y no tendrá que pagarle vencimientos de deuda en 2022, obtuvo 121 votos a favor, 132 en contra y una abstención.

Ahora el Gobierno deberá decidir cómo seguir adelante y si es necesario prorrogar el Presupuesto de este año, en un momento marcado por la altísima inflación, mucho mayor que la proyectada en el Presupuesto de 2021, pero en el que el oficialismo reitera que se está notando la recuperación económica tras la recesión iniciada en 2018, que se agravó por la pandemia de covid-19.

"Me llama poderosamente la atención el comportamiento que están teniendo ante una situación gravísima que dejaron cuando endeudaron este país en 44.000 millones de dolares", expresó en la sesión el diputado Máximo Kirchner, hijo de la expresidenta y ahora vicepresidenta Cristina Fernández, en relación a la deuda adquirida con el FMI durante el Gobierno de Mauricio Macri (2015-2019), que el actual Ejecutivo busca refinanciar en negociaciones con el organismo.

UNA TENSA SESIÓN

Tras los comicios legislativos del mes pasado, la principal coalición opositora, Juntos por el Cambio, la más votada en casi todo el país, quedó con 116 diputados, mientras que el bloque oficialista Frente de Todos mantuvo la primera minoría, con 118 diputados, pero lo obliga a negociar con otros bloques.

La sesión convocada por el Gobierno de Alberto Fernández para aprobar el Presupuesto, que duró más de 20 horas, se convirtió en un particular ring dialéctico entre los legisladores oficialistas y opositores, algunos de los cuales se estrenaron como parlamentarios.

Es el caso del economista Martín Tetaz, de Juntos por el Cambio, que criticó duramente el plan del Gobierno. “Pedimos que la estimación de las variables macroeconómicas tenga algún asidero con los datos que tenemos de la realidad. ¿De dónde sale el número de inflación de 33 % para el próximo año? No hay ninguna información que permita inferir ese número”, cuestionó.

También lo hizo Luciano Laspina, del mismo bloque, que consideró que “el escenario que plantea el Presupuesto es absolutamente irreal”.

Por su parte, Víctor Hugo Romero reprochó que el Congreso pierda la oportunidad de mostrar a la sociedad que el proyecto "genera certezas”, y remarcó que "no hay posibilidad de crecimiento en Argentina si no hay estabilidad económica que surja del equilibrio fiscal”.

RECUPERACIÓN ECONÓMICA

El proyecto de ley, enviado por el Poder Ejecutivo el 15 de septiembre pasado, establecía un incremento del gasto social y una reducción de los subsidios energéticos.

“El presupuesto está pensado desde la idea de cuidar a la Argentina, cuidando a los argentinos y argentinas. Esto requiere cuidar el proceso de recuperación económica, asegurar que el crecimiento sea sustentable y sostenible. Para ello, se parte del supuesto de que no es posible enfrentar los vencimientos de deuda insostenible acordado por la administración anterior”, dijo, en alusión a futuros desembolsos para el FMI.

Ya el pasado 14 de diciembre, el ministro de Economía, Martín Guzmán, señaló que la previsión es de una recuperación económica del 10 % para este año y del 4 % en 2022, aunque reconoció la "mayor persistencia" en el nivel de inflación.

SIGUE LA NEGOCIACIÓN CON EL FMI

El proyecto se diseñó dando por descontado que Argentina cerrará un acuerdo con el FMI, con el que negocia desde el año pasado refinanciar deudas que actualmente rondan los 43.300 millones de dólares derivadas del préstamo firmado durante el macrismo, por el que se debe pagar, entre capital e intereses, 19.020 millones de dólares el próximo año, 19.270 millones en 2023 y 4.856 millones en 2024.

Guzmán recordó que "no hay manera" de que alguien pueda considerar que Argentina "puede tener la capacidad de amortizar" los vencimientos con el FMI "en los plazos en que fueron acordados" en el stand-by de 2018.

Para ello, continúan las negociaciones con el organismo, al tiempo que el Gobierno prepara un "plan plurianual" asociado al acuerdo con el FMI que también deberá pasar por el Congreso.

En el Senado, Cámara que también debía haber debatido el proyecto de Presupuesto de haber sido aprobado por Diputados, el oficialismo perdió la mayoría absoluta de la que gozaba.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.