Gobierno argentino busca solución por huelga portuaria que afecta agroexportaciones: fuentes

Jorge Otaola
·2  min de lectura
Foto de archivo: una cosechadora descarga granos en un silo en Chivilcoy, en la provincia de Buenos Aires

Por Jorge Otaola

BUENOS AIRES, 25 dic (Reuters) - El Gobierno de Argentina llamó para la próxima semana a un nuevo diálogos entre sindicatos portuarios y empresas agroexportadoras para intentar destrabar un conflicto salarial de más de dos semanas, con graves consecuencias sobre la economía, dijeron el viernes a Reuters fuentes involucradas en el tema.

"El martes (próximo) hay una audiencia convocada por el Ministerio de Trabajo", respondió un vocero del sindicato de aceiteros, al tiempo que una fuente de las empresas confirmó la reunión.

Un portavoz de la cartera laboral confirmó más tarde a Reuters que figura en agenda la reunión, "en principio para las 11" de la mañana del 29 de diciembre (1400 GMT).

Las actividades portuarias y de molienda de granos de Argentina se encuentran afectadas desde el 9 de diciembre, cuando dos sindicatos de obreros aceiteros y el gremio de trabajadores técnicos portuarios Urgara iniciaron una huelga simultánea.

Los trabajadores pugnan por aumentos salariales suficientemente importantes como para compensar la alta inflación y los elevados riesgos para la salud asociados con la pandemia de COVID-19.

El pasado miércoles los sindicatos rechazaron una nueva propuesta de las empresas sectoriales al considerarla insuficiente, lo que ha generado la demora en los embarques de más de 100 barcos en la zona de los puertos de Rosario, unos 300 kilómetros al norte de Buenos Aires, junto a largas filas de camiones a la espera de poder descargar la mercadería.

La medida en Argentina, un proveedor mundial clave de alimentos y el principal exportador global de aceite y harina de soja, hizo disparar recientemente los precios de la soja en la Bolsa de Chicago a máximos en seis años.

La cámara de exportadores y procesadores de granos CIARA-CEC había anunciado en las últimas horas del martes que había presentado una nueva propuesta paritaria a los gremios aceiteros, con la idea de solucionar la extensa huelga que paraliza agroindustrias y terminales portuarias.

La protesta afecta las operaciones de empresas agroexportadoras internacionales como Cargill, Bunge y Louis Dreyfus, que poseen terminales propias donde están emplazadas sus plantas de molienda.

Una fuente del sector agroexportador había dicho a Reuters que la mayoría de las terminales portuarias agrícolas del país se ven afectadas por la huelga.

Según la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), desde la semana pasada no han ingresado camiones con cargas de la oleaginosa a las terminales rosarinas, donde se encuentra el principal cordón agroindustrial del país.

Las negociaciones entre los sindicatos aceiteros y CIARA-CEC comenzaron en octubre, en medio de una crisis económica con alta inflación iniciada hace más de dos años y agravada por la pandemia del coronavirus.

(Reporte de Jorge Otaola,; Reporte adicional de Hugh Bronstein)