El Gobierno confirmó el decreto para destrabar la compra de vacunas Pfizer, Janssen y Moderna

·4  min de lectura
Vilma Ibarra y Carla Vizzotti
Vilma Ibarra y Carla Vizzotti

Tras meses de negociaciones ultra confidenciales con los ejecutivos de Pfizer, el Gobierno anunció hoy una modificación clave a la ley de vacunas -vía decreto de necesidad y urgencia- para destrabar los cortocircuitos legales que impiden cerrar un acuerdo con el laboratorio norteamericano desde el año pasado. El anuncio estuvo a cargo de la secretaria Legal y Técnica, Vilma Ibarra, y de la ministra de Salud, Carla Vizzotti, dos de las funcionarias que estuvieron sentadas a la mesa de negociación con la gigante de los Estados Unidos para arribar a un acuerdo. Anunciaron la supresión de la cláusula de negligencia que estaba en la ley y que había generado reparos de los laboratorios. También se dispuso la creación de un fondo de reparación para eventuales dañados por la vacuna y el mantenimiento de cláusulas de confidencialidad, entre otras cuestiones.

“El decreto va a ser publicado en el boletín oficial del día de mañana. Establece algunas modificaciones a la ley que regula la adquisición de vacunas. Creamos un fondo de reparación de Covid-19 para responder al pago de indemnizaciones ante la eventualidad de que una persona sea dañada por la aplicación de la vacuna”, dijo Ibarra. Y continuó: “Se suprime la negligencia como supuesto de responsabilidad para quienes tienen a su cargo la investigación, desarrollo, fabricación y suministro de vacunas contra el Covid-19, teniendo en cuenta que esto es un supuesto de responsabilidad. En los contratos a firmar se va a establecer el modo en el que el Estado recibe conforme o no las vacunas que pidió”.

La funcionaria se adelantó al pedido de detalles sobre los futuros contratos, y advirtió que en los mismos “rigen cláusulas de confidencialidad”. “Esto es usual, no es solo para este tipo de vacunas. La ley regula esto, motivo por el cual los funcionarios públicos debemos respetarlo. Vamos a tratar de poder tener amplitud en la información, pero no vamos a poder dar algunos datos específicos porque tenemos que respetar la ley. Hay cosas que no vamos a poder decir por el respeto a la legalidad y no por no querer dar información”, advirtió Ibarra.

Entre otras modificaciones a la ley de adquisición de vacunas, la secretaria Legal y Técnica dijo que se reemplazó la referencia de la ley a conductas maliciosas por conductas dolosas “a las cuales sí responden los proveedores”. También, en materia de inmunidad de los bienes del Estado, se eximen las regalías.

La “actualización del marco legal”, como lo presentó el Gobierno, permitiría no solo la compra de vacunas de Pfizer sino también la de Johnson & Johnson (Janssen) -el otro laboratorio norteamericano que también exhibió altas exigencias legales- y Moderna, un proveedor más pequeño. De esa forma, además de firmar un contrato de compra, la Argentina también podría recibir la donación de dosis que la administración del presidente norteamericano, Joseph Biden, le hará a América Latina.

“Se haría más flexible la norma para comprar vacunas americanas, principalmente las pediátricas”, confirmó un importante funcionario del gabinete. La vacuna de Pfizer es una de las pocas que está aprobada para menores de 18 años, aunque la Sinopharm también se utiliza en menores en otros países. La autorización de uso de las vacunas en el país en los distintos grupos etarios, de todas formas, debe ser aprobada por la Anmat.

Esta fotografía muestra vacunas de Pfizer/BioNTech contra el COVID-19 el 4 de enero de 2021 en el Hospital MontLegia CHC, en Lieja, Bélgica. (AP Foto/Francisco Seco, archivo)
Esta fotografía muestra vacunas de Pfizer/BioNTech contra el COVID-19 el 4 de enero de 2021 en el Hospital MontLegia CHC, en Lieja, Bélgica. (AP Foto/Francisco Seco, archivo)


Esta fotografía muestra vacunas de Pfizer/BioNTech contra el COVID-19 el 4 de enero de 2021 en el Hospital MontLegia CHC, en Lieja, Bélgica. (AP Foto/Francisco Seco, archivo)

En las últimas semanas, además de continuar la gestión con los privados, funcionarias del Gobierno también dialogaron con autoridades de la Casa Blanca. Hubo al menos dos videoconferencias encabezadas por Vizzotti y Nicolini con funcionarios del Departamento de Estado y de la Casa Blanca para resolver los obstáculos que tiene la llegada de las vacunas que prevén donar los Estados Unidos a través del mecanismo Covax.

Ayer, en medio de las vertiginosas gestiones que se llevaban a cabo desde la Casa Rosada, el bloque del Frente de Todos rechazó un pedido de la oposición para tratar sobre tablas un cambio en el texto de la ley de vacunas para quitar la excepción a la indemnidad “en casos de negligencia”, uno de los escollos jurídicos que enfrentó el Gobierno en la negociación con Pfizer. “La negociación con los laboratorios americanos se trabó y el presidente se cansó. Lo resuelve por decreto”, sostuvo anoche uno de los hombres de confianza del jefe del Estado.

Según distintas fuentes oficiales, la excepción a la indemnidad “en casos de negligencia” que figura en la ley de vacunas -es decir, la norma que indica que el laboratorio debe hacerse cargo de una indemnización en caso de negligencia- no fue el único obstáculo de la negociación. Los laboratorios pidieron una serie de condiciones y el Gobierno respondió sobre cuáles podía ceder. Hubo un ida y vuelta constante en las últimas semanas para calibrar las exigencias de ambas partes.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.