El Gobierno anunció que construirá un espacio de memoria con las piedras del 16-A

·3  min de lectura
Las piedras del 16A, en el interior de Casa Rosada.
Las piedras del 16A, en el interior de Casa Rosada.

Tras la realización de la denominada “Marcha de las Piedras”, que se concretó ayer para recordar a las más de 109 mil víctimas del Covid 19, el gobierno nacional anunció oficialmente que comenzará la construcción de un espacio de memoria. Fue luego de que al final de la jornada de ayer se recogieran las piedras que fueran depositadas con los nombres de las personas fallecidas y la fecha en que murieron.

El anuncio fue acompañado de la primera imagen oficial de las piedras en el interior de Casa Rosada, que se desconocía hasta ahora. Las piedras están ubicadas en uno de los patios de la residencia de gobierno en un espacio acordonado. Por el momento no se precisó dónde se construirá el espacio para recordar a las víctimas.

“Es un reclamo legítimo que hay que respetar. Mucha gente perdió un familiar o un amigo, es un tiempo de recogimiento”, dijo ayer uno de los hombres de máxima confianza del presidente Alberto Fernández, que pasó todo el día en la quinta de Olivos, en una búsqueda de no confrontación del Ejecutivo con la movilización en la que se acumularon reclamos por el manejo de la pandemia.

La marcha tuvo como punto neurálgico la Plaza de Mayo, donde miles de personas se acercaron a dejar las piedras con los nombres de sus seres queridos. En tanto que hubo réplicas en la Quinta de Olivos y en distintos puntos del país.

La “Marcha de las piedras” surgió a través de las redes sociales y congregó personas en todo el país que buscaron conmemorar a sus muertos, a quienes no pudieron despedir por las disposiciones en torno de la pandemia.

Además de en Plaza de Mayo, ayer, frente a la residencia presidencial, origen del reciente escándalo por las visitas y festejos en medio del aislamiento estricto, los familiares de fallecidos por Covid-19 recordaron entre lágrimas a los suyos. El silencio, entrecortado por aplausos, imperaba en medio de los manifestantes, mientras desde las calles cercanas llegaba el eco de las bocinas de protesta.

Alberto Fernández: “Si algunos piensan que me van a hacer caer por un error, sépanlo: me fortalecen”

“Yo no sabía si venir o no, pero es la forma que encontré para hacerle un homenaje a mi viejo”, dijo a La Nación, entre lágrimas en los ojos, Rodrigo Ballester. Llegó con una piedra y al apoyarla se quedó unos cinco minutos arrodillado, sosteniendo su cabeza mientras lloraba. “Todos compartimos la falta de luto. Esta foto se la voy a mandar a mis hermanos que viven lejos y no pudieron venir ”, cuenta el hombre, que ronda los 50 años, y agrega: “Yo soy papá de tres hijos, sé que la vida sigue pero es muy dolorosa la falta de sensibilidad. A mi papá me lo dieron en una cajita y no lo pude despedir”.

Entre los testimonios desgarradores también estuvo el de Andrea Piamonte, quien sostuvo: “Nosotros estábamos internados cuando nos enteremos que falleció mi mamá ”. Tras lo que agregó: “Fue terrible. Nunca más la vimos. Tampoco pudimos hablar”. Su papá de 81 años quedó aislado, solo en su casa, ya que su otro hijo también estaba internado. “Esto es un acto doble. La representa a mi mamá porque esa caja que nos dieron no la representa. Y, además, es un reclamo. Para mí esto es negligencia, no querer comprar vacunas es negligencia”, agregaron las dos mujeres.

Otro de los testimonios fue el de María de los Ángeles llegó con sus dos hijos. Su piedra era por su papá, Miguel Silliato. “Mi papá tenía 75 años y falleció en septiembre. Soy su única hija”, recuerda, y piensa en la quinta presidencial que se levanta frente a ella: “Es una forma de que el gobierno tome conciencia de lo que hace bien y lo que hace mal”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.