El Gobierno analiza restablecer el impuesto a la importación de notebooks, tablets y PC

·3  min de lectura
Así luce el cargador inalámbrico para notebook de la línea de accesorios Lenovo Go
Así luce el cargador inalámbrico para notebook de la línea de accesorios Lenovo Go

Con la idea de dar vuelo a proyectos de industria local, el Gobierno analiza restituir el arancel para la importación de notebooks y tablets, un impuestos que había eliminado la gestión de Mauricio Macri.

Fuentes oficiales confirmaron a LA NACION que el arancel que podría reinstalarse sería de 16% (hoy es 0%) para productos terminados (notebooks y tablets) y se mantendría en 0% para los componentes.

“Se está analizando en base a proyectos locales de producción y con un compromiso de precios”, contaron fuentes oficiales, que señalaron que aún no hay una definición sobre cuándo volvería el gravamen. Indicaron además que la idea se baraja en el marco de proyectos de producción local en danza.

A comienzos de 2017, el gobierno de Mauricio Macri eliminó el arancel de importación del 35% a través de del decreto 117 publicado en el Boletín Oficial con la firma del secretario de Comercio, Miguel Braun. La quita comenzó a regir en abril de ese año. Los componentes, que tenían un impuesto de 12%, quedaron en 0%. La decisión del gobierno de Cambiemos, en ese entonces, incluyó a notebooks, tablets y PC.

“Redundará en la disminución de los costos de fabricación de diversos aparatos y equipos electrónicos, mejorando las condiciones de competitividad y productividad, y contribuyendo al aumento de la inversión productiva en el sector y de su disponibilidad en el mercado local”, señaló el decreto entonces.

El impacto

Un año después, un informe del Ministerio de Producción aseguraba que los equipos adquiridos (2018) muestran una mejora tecnológica. “La participación de notebooks más potentes alcanzó el 59% de las ventas en enero, frente al 45% en el mismo mes del año anterior”, decía. El precio promedio de estas tecnologías en enero fue de US$591, un 2% por debajo del mismo mes de 2017. Además, los precios en dólares de las notebooks con procesadores iCore bajaron 16% en promedio (i7, 16%; i5, 12%; e i3, 21%) en enero.

Sin embargo, en el sector industrial se quejaron de que la decisión del gobierno de Macri generó la caída de puestos de trabajo en el sector de la electrónica y problemas para marcas locales, como Banghó, BGH, Exo, PCBox u Olivetti. Luego vino la volatilidad cambiaria y la elevada inflación, lo que elevó fuertemente los precios en pesos y generó más problemas -ya en recesión- para el consumo para el sector electrónico en general.

En el sector retail nadie quiso hablar en on the record, pese a que la versión daba vueltas hace tiempo. “Aumentarán los precios y el contrabando”, dijeron desde de una cadena.

Los fabricantes vienen pidiendo la suba del arancel a los niveles que establece el Mercosur (16%) hace dos años. En los últimos dos meses encontraron en el secretario de Industria, Ariel Schale, un guiño. Fue entonces cuando les pidió un compromiso de precios, por lo menos, por seis meses.

“Esto va a favorecer a la industria; ya hay cinco nuevas empresas que se van a lanzar a fabricar”, dijo Carlos Scimone, presidente de la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (Caece), que remarcó que “hoy los precios ya son una locura”.

El directivo dijo que la idea del sector es volver al 50% de producción nacional y 50% importado, dejando a esta última porción de la torta el producto de elite y focalizando la industria en el masivo. Entre los fabricantes, dijo, creen que con el compromiso de precios habrá avances en el Gobierno.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.