El Gobierno alemán confía en tener a los alumnos vacunados antes del inicio escolar

Agencia EFE
·3  min de lectura

Berlín, 29 abr (EFE).- El titular alemán de Sanidad, Jens Spahn, declaró hoy que confía en tener vacunados a todos los alumnos a partir de doce años que lo deseen antes del inicio del próximo año escolar, siempre y cuando llegue la autorización europea para vacunar a esta franja de edad.

Calificó de "muy esperanzador" que la vacuna desarollada por la empresa biotecnológica alemana BioNTech junto a la farmacéutica estadounidense Pfizer ya cuente con autorización en Estados Unidos para ser administrada a mayores de doce años y se mostró convencido de que pronto la Autoridad Europea del Medicamento (EMA) dará el mismo paso.

"Si es así, tendremos la posibilidad de ofrecer la vacuna a más tardar en las vacaciones de verano, para el inicio escolar, al menos ya a los mayores de doce años", declaró.

Dijo haber tomado nota del "optimismo" con el que el cofundador y presidente de BioNTech, Ugur Sahin, ve la situación, al referirse a declaraciones que recoge "Spiegel" , según las cuales la vacuna estará disponible para los menores de más de seis meses a partir del próximo otoño.

A este respecto dijo no querer aventurarse a dar un calendario diferente al de los propios científicos.

Según Sahin, dentro de unas pocas semanas se podrá administrar la vacuna a los menores a partir de doce años, "mucho antes de lo esperado".

"Creemos que ahora puede ir muy deprisa", señala Sahin, quien asegura que "las pruebas hasta ahora sobre tolerabilidad y eficacia son alentadoras".

Por otra parte, Spahn anunció que Alemania administró este miércoles 1,1 millones de vacunas -cifra que corresponde a más del 1 % de la población-, lo que significa un nuevo récord en la campaña de vacunación contra la covid-19.

El ministro agregó en su cuenta de Twitter que "más de uno de cada cuatro alemanes (25,9 %) ya ha sido hasta ahora vacunado al menos una vez. Seguimos adelante".

DEMASIADO PRONTO TODAVÍA PARA REBAJAR LA ALARMA

Por otra parte, Spahn se refirió a los datos más recientes de la pandemia en Alemania -con 24.736 nuevos contagios con coronavirus en 24 horas y 264 muertos, frente a 29.518 y 259, respectivamente, hace una semana- al observar que el fuerte aumento "por el momento se ha podido frenar" y las cifras parecen haberse "estabilizado a un nivel elevado".

Reiteró que "las cifras no deben sólo estancarse, sino bajar" como condición previa para poder reabrir la vida pública con seguridad y "al ritmo adecuado".

"Hay esperanza, pero no motivos para bajar la guardia", resumió, en la misma línea que el presidente del Instituto Roberto Koch (RKI) de virología, Lothar Wieler, quien dijo que "lamentablemente es demasiado pronto para rebajar la alarma".

Las cifras en estos momentos ya no suben de manera "vertiginosa" y se ha logrado "ralentizar la tercera ola", reconoció.

Precisó que desde Semana Santa las cifras ya no crecen de manera exponencial, con una incidencia semanal que se mueve entre los 150 y los 170 nuevos casos por cada 100.000 habitantes -actualmente en 154,9 , frente a 160,6 ayer y 161,1 hace una semana-.

No obstante, "es demasiado pronto para hablar de una tendencia a la baja", dijo.

En la misma línea se expresó Spahn, quien señaló que su experiencia tras 14 meses de pandemia es que lo que ocurra en dos o tres días no marca necesariamente una tendencia.

"Ante todo es una buena señal y lo decisivo es que hagamos de ello una tendencia", agregó.

(c) Agencia EFE