El Gobierno alemán celebra la luz verde de Bruselas al plan de rescate de Lufthansa

Berlín, 25 jun (EFE).- El Gobierno alemán celebró este jueves la decisión de la Comisión Europea (CE) de dar el visto bueno al segundo tramo del plan alemán de rescate de Lufthansa y subrayó que se trata de un buena oferta que los accionistas de la aerolínea "deberían aceptar".

El de hoy es un "día decisivo" para Lufthansa, dijo el titular alemán de Fianzas, Olaf Scholz, al referirse a la aprobación por parte de Bruselas.

"Hay una buena oferta sobre la mesa que los accionistas de Lufthansa deberían aceptar. El Estado ofrece apoyo a Lufthansa y a sus más de 100.000 empleados en una situación de emergencia sin precedentes que ha golpeado a la empresa fuera de toda culpa", señaló el ministro en un comunicado.

Al mismo tiempo, el paquete de ayudas estatal vela por los intereses legítimos de los contribuyentes, aseguró.

También el titular de Economía, Peter Altmaier, aplaudió la decisión de Bruselas que "deja vía libre" al paquete de ayudas.

Se trata de una "buena noticia", agregó, porque antes de la pandemia, Lufthansa era una aerolínea "sana a nivel operativo y rentable", con "buenas perspectivas de futuro", que por la actual crisis del coronavirus se ha visto abocada a una "difícil situación existencial".

"En este caso ayudar es importante y lo correcto. Se trata de más de 100.000 empleos y de la posición de Alemania en el mercado global", agregó.

En opinión de Altmaier, el plan de rescate elaborado por el Gobierno alemán para Lufthansa constituye una oferta "buena y balanceada" sobre la que deben decidir hoy los accionistas en una asamblea general extraordinaria.

Los consejos directivo y de vigilancia de Lufthansa ya habían dado el visto bueno al plan de rescate, que implica la cesión de 24 'slots', es decir derechos de despegue y aterrizaje en determinadas franjas horarias, en los aeropuertos de Fráncfort y Múnich.

Esta cesión forma parte de las estrictas condiciones puestas por la CE al paquete de rescate, por el cual el Estado alemán proporcionará 9.000 millones de euros (unos 9.800 millones de dólares) a la compañía y entrará así en su capital, aunque sin influir en las decisiones de la aerolínea.

El Estado alemán se convertirá así en el accionista mayoritario de Lufthansa, que hasta marzo sufrió una pérdida operativa antes de extraordinarios de 1.200 millones de euros (unos 1.310 millones de dólares) debido a las restricciones a los viajes por el coronavirus.

La participación directa en la compañía será del 20 % y se hará mediante la suscripción de acciones en una ampliación de capital. Esta participación está por debajo de la minoría de bloqueo con la que el Gobierno podría vetar algunas decisiones de la compañía.

Además, el Estado alemán puede aumentar su participación en Lufthansa un 5 %, hasta el 25 % del capital más una acción, mediante la compra de deuda convertible en acciones ordinarias para proteger a la compañía en caso de una oferta de adquisición hostil.

(c) Agencia EFE