El Gobierno mostró unidad y Cristina Kirchner pidió volver “a los años felices”

·6  min de lectura
Plenario del Frente de Todos en La Plata
Plenario del Frente de Todos en La Plata

LA PLATA.- En un intento de escenificar una unidad sin fisuras, los máximos representantes del Frente de Todos cerraron hoy filas en esta ciudad para las próximas elecciones legislativas. Desde el presidente Alberto Fernández y su vice, Cristina Kirchner, hasta Máximo Kirchner y Sergio Massa apelaron a construir mayorías y pidieron un voto de confianza para el Gobierno.

“Desde que mi hija Florencia volvió al país, pandemia. Hubo cuarentena porque hubo pandemia. Fue lo único que teníamos a mano cuando no existían las vacunas. Tenemos que imaginar la vida que queremos porque la vamos a volver a tener. Cuando un gobierno se compromete con el bienestar de su pueblo es posible revertir las más grandes crisis y emerger. A esto lo hicimos a partir de 2003″, señaló Cristina Kirchner, desde el escenario. Y agregó, con melancolía: “Pudimos volver porque había memoria y confianza de lo que habíamos sido, de aquellos años felices. Por eso estamos acá. Volveremos después de esta pandemia a construir esa argentina que nos merecemos”.

El fiscal Marcelo Colombo rechazó el planteo de Cristina Kirchner para cerrar la causa por el pacto con Irán

“Nuestra economía necesita del consumo para crecer. Esto requiere muchos períodos de gobierno. Para recuperar la vida que queremos tenemos que tener sentados en la Casa Rosada hombres y mujeres que estén dispuestos a soportar presiones y ataques”, dijo Cristina.

La intención del oficialismo fue unificar criterios y dejar atrás las reacciones unilaterales suscitadas tras la difusión de la foto de la fiesta en la quinta de Olivos, donde se vio al Presidente con su mujer, Fabiola Yáñez, rodeados de amigos en trasgresión a las normas dispuestas durante el aislamiento dictado por la pandemia de coronavirus.

Asistieron el Presidente; Cristina Kirchner; el gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof; Massa, y el líder de La Cámpora, Máximo Kirchner. Los mismos protagonistas que estuvieron ayer en la Isla Maciel, desde donde Cristina le reclamó al Presidente “poner orden”.

Alberto Fernández dedicó gran parte de su discurso a cuestionar al macrismo y se quejó de la situación económica que recibió. “Cada vez que estoy en el gobierno me toca levantar el default que otro dejó. Default que dejaron los que ahora dicen que a Macri solo se lo cruzaron alguna vez”, dijo.

“Cuando llegamos, el 70% de la obra pública estaba parada. Habían hecho un maravilloso negocio los paladines de la ética”. Según Fernández, su gobierno debió desactivar muchos proyectos. “La obra costaba un tercio de lo que costaba cuando lo hacían por su mecanismo. Así nos robaban, ladrones de guante blanco”, afirmó el Presidente.

En un juego con la ley de etiquetado frontal, sostuvo que si los candidatos de la oposición vinieran con etiquetado “a pocos les quedarían ganas de consumir lo que ese etiquetado contiene”.

“Si tuviera etiquetado, ese etiquetado diría: ‘Este envase contiene un presidente que armó una mesa judicial que persiguió opositores; un presidente que nombró jueces de la Corte por decreto, contiene un gobierno que por decreto borró centenares de leyes, contiene un gobierno que nos endeudó en 45.000 millones con el fondo”, dijo, y siguió con otros supuestos mensajes que deberían decir los etiquetados de los opositores.

El Presidente contó además que había escrito una canción. “En estos tiempos hice una canción cuyo estribillo dice: ‘Si me pierdo, yo me encuentro; si me caigo, me levanto. El secreto en esta vida es seguir cantando”, relató. Y dijo que está “ahí nomás la puerta de salida de la pandemia”.

Máximo Kirchner calificó de “vivarachos” a opositores y admitió que pagó el impuesto a la riqueza

El primer orador fue Máximo Kirchner, que apeló a la ayuda estatal para afrontar la pandemia como eje de campaña, acusó de “vivarachos” a la oposición y volvió a criticar la gestión de Mauricio Macri.

“En esta elección se define cómo se resuelven los problemas de la Argentina. El IFE fue darle un pequeño empujón a un montón de argentinos que iba perdiendo su trabajo. El intercambio comercial en el mundo se derrumbó. No fue un fenómeno solo argento”, dijo el hijo de la vicepresidenta.

Cristina Kirchner con Axel Kicillof y Alberto Fernández durante el plenario en el Estadio Único de La Plata
Cristina Kirchner con Axel Kicillof y Alberto Fernández durante el plenario en el Estadio Único de La Plata


Cristina Kirchner con Axel Kicillof y Alberto Fernández durante el plenario en el Estadio Único de La Plata

Después fue el turno de Massa, que también cuestionó al macrismo y afirmó: “Hay que entender por qué es tan importante esta elección, porque pese a que hablan de la vocación hegemónica del Frente de Todos, lo cierto es que gobernamos con un Congreso en minoría”, dijo. Y se lamentó: “No podemos imponer las iniciativas para poder llevar adelante las soluciones que piden hoy los argentinos”.

Massa reconoció “errores” del Gobierno, culpó a “la herencia” y la pandemia de los problemas, y admitió que la Argentina “está en el pozo”, pero prometió que va a salir.

“Lo que se vota -dijo Massa- no es un meme con una peluquita de color ni una buena propaganda, sino quiénes son los que se va a sentar en diciembre en el Congreso para discutir cuestiones centrales para la Argentina.”

Kicillof, el tercer orador, también pidió apoyo para sumar legisladores provinciales. “Necesitamos conseguir una mayoría en el Senado de la provincia de Buenos Aires”, afirmó Kicillof mientras miraba a la vicegobernadora Verónica Magario, quien lo preside. “Verónica sabe lo que nos está costando todo”, agregó.

Máximo Kirchner en el Plenario del Frente de Todos en La Plata
Máximo Kirchner en el Plenario del Frente de Todos en La Plata


Máximo Kirchner en el Plenario del Frente de Todos en La Plata

Además, prometió una celebración por el bicentenario de la provincia de Buenos Aires para cuando termine la pandemia. “Hay que discutir de nuevo. Se habla del interior y la Capital. Hay que discutir sobre la presunta inviabilidad de la provincia cuando teníamos un gobierno que no venía a La Plata. Cuando venían parecía una excursión turística”, dijo el gobernador, con críticas a María Eugenia Vidal. “Fue un gobierno ausente”, señaló.

Pidió, además, discutir una nueva ley de coparticipación para mejorar el reparto de recursos. “Es injusto hoy con la provincia de Buenos Aires, es desigual”, dijo Kicillof.

El gobernador aspira a una campaña distinta: desde mañana comenzarán las recorridas por los 135 municipios donde se mostrará a los candidatos del Frente de Todos con referentes de cada comunidad. Habrá muy pocos actos multitudinarios o movilizaciones a gran escala propias de la liturgia peronista -más allá de un cierre previsto en La Matanza-. La campaña final será en los medios y en las redes sociales.

El fin de semana esta estrategia de campaña sufrió un golpe frontal al difundirse una foto del Presidente en una fiesta de cumpleaños en la quinta de Olivos mientras regía la prohibición de reuniones sociales. La foto suscitó enojo por parte de los familiares de las víctimas del coronavirus que no pudieron asistir a sus velorios o entierros.

La foto del cumpleaños de Fabiola Yañez en Olivos, el 14 de julio de 2020
La foto del cumpleaños de Fabiola Yañez en Olivos, el 14 de julio de 2020


La foto del cumpleaños de Fabiola Yañez en Olivos, el 14 de julio de 2020

La cita de hoy tuvo lugar después de que los principales candidatos ensayaran en forma individual pedidos de disculpas por la foto de Olivos. La reunión política ampliada de cara a las elecciones del 12 de septiembre próximo se celebra en el mismo día en que el gobierno de Kicillof levantó la restricción para reunir a más de cien personas en un espacio público.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.