El Gobierno advierte con un requerimiento a Castilla y León que no aplique ninguna medida antiabortista

El vicepresidente de Castilla y León, Juan García-Gallardo.
El vicepresidente de Castilla y León, Juan García-Gallardo.

El vicepresidente de Castilla y León, Juan García-Gallardo.

El Gobierno, tras el anuncio del pasado jueves de Castilla y León de implementación de medidas antiabortistas, ha realizado un requerimiento oficial a la Consejería de Sanidad de la comunidad para que se abstenga de aprobar o aplicar medida alguna con respecto a la interrupción voluntaria del embarazo.

“El Gobierno de España utilizará todos los mecanismos que el ordenamiento jurídico pone a su disposición para defender la libertad de las mujeres y su derecho a interrumpir voluntariamente el embarazo en los términos establecidos en la normativa vigente”, señala en un comunicado sobre este requerimiento.

El Gobierno añade que “velará para que no se lleven a cabo acciones que supongan mermas a sus derechos fundamentales en ninguna circunstancia, ni en ningún territorio del Estado, ni por parte de Administración Pública alguna”.

El Ejecutivo pide así que se paralice el protocolo, previsto para que entre en vigor este lunes, que insta a los médicos a que ofrezcan a las mujeres embarazadas escuchar el latido del feto, una ecografía en 4D (de imagen en movimiento) y recibir asistencia psicológica. Sanidad, además, requiere a la Junta que “de manera inmediata” le envíe los “protocolos, instrumentos, comunicaciones o instrucciones escritas o verbales”.

El texto agrega que, “en caso de haber sido esta ya adoptada, cese de inmediato cualquier protocolo, acuerdo, instrumento o comunicación al respecto que establezca cualquier tipo de obligación, instrucción, indicación o recomendación al personal sanitario con la finalidad de obligar, indicar, ofrecer o sugerir a la mujer que ha decidido abortar o no haya manifestado expresamente su intención de llevar este a término la realización de pruebas no necesarias desde el punto de vista médico”.

El Ejecutivo no descarta implementar “actuaciones jurídicas adicionales”, si la comunidad no atiende el requerimiento, “dado que la aplicación de las medidas anunciadas por parte de la Junta de Castilla y León podrían vulnerar el ejercicio efectivo de derechos fundamentales y también se extralimitan de las competencias que corresponden a esta Comunidad Autónoma”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Tras esto, el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha acusado al Gobierno de España de mentir y de generar alarma social y ha recalcado que su Ejecutivo “no ha aprobado acuerdo alguno que limite los derechos de la mujeres ni de los profesionales sanitarios”.

“La Junta de #CastillayLeón no ha aprobado acuerdo alguno que limite los derechos de la mujeres ni de los profesionales sanitarios”, ha asegurado Mañueco en un hilo en su cuenta de Twitter.

Así, ha añadido en un segundo tuit que “el Gobierno de Sánchez miente y lo hace para tratar de esconder su incompetencia con la aprobación de la Ley del Solo sí es sí que reduce las condenas y pone en libertad a los agresores sexuales”.

“La ministra de Sanidad conoce desde el viernes, a través de una carta del consejero, que no se ha tomado ningún acuerdo que vulnere derecho alguno por lo que es intolerable este ataque a un Gobierno autonómico, basado en mentiras y con intención de generar alarma social”, ha añadido.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ya avisó este sábado de que no permitirá retrocesos en el derecho de las mujeres a abortar y censuró que el PP siga el camino “que le marca” Vox.

“La derecha decide qué camino tomar y lo que está claro es que, después de lo que hemos conocido en Castilla y León, la derecha sabe qué camino ha tomado y es el que le marca la ultraderecha”, lamentó en un acto del PSOE en Sevilla.

Ante estas medidas antiabortistas, el presidente del Gobierno ratificó el compromiso “total y definitivo” del Ejecutivo con las mujeres y señaló que no permitirá “que haya un retroceso en el derecho de las mujeres a decidir libremente cuándo ser madres o no”.

En este sentido y de cara a las próximas elecciones municipales y autonómicas del 28 de mayo, subrayó que “con gobiernos socialistas lo que va a haber son avances en beneficios de las mujeres y ni un solo retroceso”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.
Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR