“Gobernar no es sacarse selfies”: qué dice la columna que escribió un profesor de derecho de la UBA y que destacó Cristina Kirchner

·3  min de lectura
Cristina Kirchner en el acto de los 100 años de YPF
Presidencia

En su reencuentro con el presidente Alberto Fernández, la vicepresidenta Cristina Kirchner destacó una columna de opinión que publicó un profesor de derecho de la UBA, a quien dijo no conocer, para cuestionar a la gestión de Mauricio Macri.

Al momento de dar su discurso en el acto por el centenario de la empresa estatal de energía YPF en el predio de Tecnópolis, en la localidad bonaerense de Villa Martelli, Cristina recordó el texto titulado: “Gobernar no es sacarse selfies en reuniones: banalidad del mal, narcisismo cínico y gestión pública”, que publicó en el diario Perfil Lucas Arrimada, profesor de Derecho Constitucional y Estudios Críticos del Derecho de la UBA.

A lo largo de su texto, el catedrático analiza la política actual y la divide en tres ejes, para explicar cómo la era digital afectó a la dirigencia, pero a la vez indica que es un fenómeno que, incluso, comenzó antes.

En el primero de sus argumentos, Arrimada dice: “El daño de las plataformas sobre la acción política. El efecto psicológico y social del automarketing de las plataformas llegó hace rato a la clase política. (...) Esa superficialidad insostenible e insoportable tiene una vinculación íntima con la impotencia que alimentará los sentimientos de angustia, bronca, furia y fortalecerá los discursos contra la capacidad estatal y anti-sistema democrático que seguirán en profundización. Salir de esa superficialidad y volver a una forma de política no impostada, más cara a cara, sincera e imperfecta pero sólida, evitar la toxicidad de la hipocresía y cinismo deberían ser un imperativo de autopreservación en la clase política”.

Este punto sigue con la frase: “Gobernar es escuchar a una sociedad angustiada y distraída, su grito silencioso, su furia reprimida, sus brotes violentos por venir. Gobernar es escuchar con la atención profunda como prólogo a una posible contención en la escucha y en la necesaria acción concreta posterior”.

En el segundo punto, plantea: “ Las plataformas han moldeado a una generación de personas que venden una imagen de sí mismos a otros pero, sobre todo en el largo plazo, genera autoengaño. Una cámara de eco personal. Personas que se creen su propia autopromoción, su propio pedido de atención y afirmación dopamínica”.

“Toda publicidad es una mentira, pero tiene que ser una mentira lo suficientemente creíble para que no sea una publicidad engañosa y, por ende, ilegal, una estafa. La autopublicidad es el peor autoengaño. La lógica de la publicidad, lógica del espectáculo reforzado, hace tiempo está dominando la vida. Las cámaras están en todos lados y nosotros solo miramos pantallas, mientras la guerra se expande y los bosques se incendian”, cierra Arrimada ese tópico.

En el tercer eje, el profesor de la UBA agrega: “Los niños descubren los espejos y se enamoran de sí mismos. Tenemos una sociedad de padres infantilizados y de niños que en el largo plazo se darán cuenta la orfandad que tuvieron al ser abandonados a los dispositivos mientras sus padres estaban distraídos, deprimidos, perdidos, ansiosos por su status social en declive”.

La columna cierra: “Todo este narcisismo cínico solo permite ver la fragilidad, la profunda carencia y la triste verdad que han llevado a la acción política, a la autodestrucción, en la soledad e impotencia retratada en las pantallas”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.