Gobernadores plantean impuesto a empresas que usen combustóleo

MONTERREY, NL., junio 19 (EL UNIVERSAL).- Los gobernadores de los estados de Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas, Durango, Colima, Jalisco, Michoacán y Guanajuato, aseveraron que no pertenecen a ningún grupo que pretenda poner obstáculos al Presidente sino, por el bien de sus estados y de México, ayudarle a resolver las crisis sanitaria y económica sin precedentes que sufre el país.

Llamaron al presidente Andrés Manuel López Obrador, a través de una carta, a un diálogo directo y franco para encontrar juntos soluciones a los problemas de índole económica, social y de seguridad, derivados de la pandemia de coronavirus. Reunidos en esta ciudad, los mandatarios insistieron en su propuesta de pedir al gobierno federal que cancele o suspenda proyectos que, afirmaron, en el corto plazo no ayudarían en la generación de empleos, como la refinería Dos Bocas, el aeropuerto Santa Lucía y el Tren Maya, o que "han sido un fracaso", como el programa Sembrando Vida, que requiere anualmente 30 mil millones de pesos, apuntaron.

Asimismo, en voz del mandatario de Tamaulipas, Francisco García de Vaca, expusieron que, así como dicho estado y Jalisco, han planteado iniciativas para que sus congresos locales aprueben impuestos a empresas que utilicen combustóleo, como CFE y Pemex, harán lo mismo el resto de los estados.

Los mandatarios reconocieron que han sido escuchados por el gobierno federal, que los tomó en cuenta para que cada estado señale los indicadores de su semáforo para la reactivación económica.

José Rosas Aispuro, expuso que este es un momento de unidad nacional, pues la única forma de poder hacer frente con mayor éxito a esta crisis de salud, económica y de carácter social, es con la coordinación entre las diferentes instancias y niveles de gobierno, haciendo a un lado las diferencias ideológicas o partidistas.

Indicó que el hecho de que el Presidente encabece esta lucha, es un mensaje muy importante, "por eso apelamos a esa sensibilidad de nuestro presidente para que nos sentemos y juntos podamos hacer frente a esta situación", pues en esta circunstancia inédita "ciertos estamos que tendrá la sensibilidad para escucharnos".

En el mismo sentido, Enrique Alfaro, gobernador de Jalisco, señaló a pregunta expresa, que no han sido inútiles los esfuerzos de este grupo de gobernadores, pues consideró que el Presidente tiene puesta toda su atención en lo que están haciendo, y una muestra de ello es que se tomaron en cuenta sus propuestas sobre el semáforo para la reactivación de actividades sociales y económicas en cada estado.

Afirmó que los gobernadores van a mantener esta postura respetuosa, federalista para salir de estas dos emergencias (sanitaria y económica) a partir del diálogo. "Tenemos respeto por el Presidente y esperamos que él también nos tenga respeto, es de ida y de vuelta".

"Lo que estamos haciendo, es una muestra de cómo entender la realidad del país, no hay una realidad única, cada estado y región enfrenta los problemas de manera distinta", señaló Alfaro, y puso como ejemplo que en este grupo han sabido organizarse, más allá de colores y de partidos.

En el encuentro para buscar formas de enfrentar la pandemia de Covid-19, y la reactivación económica, estuvieron los gobernadores de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón; de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca; de Coahuila, Miguel Ángel Riquelme; de Durango, José Rosas Aispuro; de Jalisco, Enrique Alfaro; de Guanajuato, Diego Sinhue Rodríguez; de Michoacán, Silvano Aureoles; y de Colima, José Ignacio Peralta.