Los gobernadores peronistas, cada vez más preocupados por la economía y sin un candidato que los convenza

·4  min de lectura
Massa empezó a ganar protagonismo en el vínculo con los gobernadores.
Massa empezó a ganar protagonismo en el vínculo con los gobernadores.

CÓRDOBA.- Los gobernadores peronistas están cada vez más inquietos y preocupados por la situación económica y, en particular, por las peleas internas. No ven una reacción de la Casa Rosada al problema de la inflación y evalúan que no alcanza con adelantar elecciones para despegarse del negativo destino electoral nacional que avizoran. En ese ambiente buscan un candidato a quien apoyar, que podría salir del grupo o bien ser acompañado por un mandatario. Tampoco entre ellos hay un líder.

Entre los nombres que se rumorean el que más fuerza tiene es el del chaqueño Jorge Capitanich, quien ya admitió su voluntad de postularse. Hay quienes no descartan al santiagueño Gerardo Zamora. Un acercamiento mayor a los gobernadores del presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, hace que algunos vean un interés del bonaerense en intentar una alianza con ellos. El Jefe de Gabinete Juan Manzur se sumó al Gobierno con el interés de una postulación.

Juan Manzur durante los encuentros en Tucumán
Juan Manzur durante los encuentros en Tucumán


Juan Manzur durante los encuentros en Tucumán

Las opciones que barajan transparentan que descuentan que habrá interna y también que no ven alternativas claras dentro del espacio. La que parece una decisión tomada por Alberto Fernández de ir por su reelección no encolumna a los mandatarios que lo apoyan en la gestión con la convicción de que si no la situación empeoraría, creen que nunca cumplió la promesa de incorporarlos a su gobierno.

En el grupo hay algunos más críticos que otros y en ese segmento leen que las referencias al “federalismo” y a tenerlos como “socios” son un intento de mostrar un “peronismo más amplio, no reducido al kirchnerismo”. Admiten que puede haber servido en la campaña pero que ya no alcanza.

“El que quiere hacernos creer que en 2023 estamos perdidos ¡un carajo estamos perdidos! ¡un carajo estamos perdidos!”, dijo Fernández en un acto en José C. Paz. Son varios los dirigentes provinciales del peronismo que no están convencidos. “Si esta situación sigue nos lleva puesto a todos; no alcanza con alambrar los territorios”, dice a LA NACION el ministro de una provincia de las grandes en manos del PJ.

Coincide con dos referentes norteños respecto a que, en los últimos días, los gobernadores buscaron “señales de fortaleza” en el Presidente que “no encontraron”. “A esta altura no generamos expectativas positivas y el 2023 está a la vuelta de la esquina”, describe un diputado nacional muy cercano a un gobernador.

El anuncio de bonos para paliar los efectos de la inflación los dejó con gusto a nada. Varias veces plantearon a la Rosada que se necesita de un plan integral para pelear contra la suba de precios. “Esperábamos un relanzamiento -se sincera un jefe de Gabinete-. Necesitamos mostrar un liderazgo fuerte que muestre por dónde vamos y eso no está. Hay que producir un cambio ya”.

Quiénes y por qué

Capitanich tiene llegada a la vicepresidenta Cristina Kirchner y especula con que podría postularse en su nombre y con el apoyo de sus pares ya que el bonaerense Axel Kicillof apostará por su reelección. A Zamora algunos le ven más chances de acompañar en una fórmula que de encabezar.

En el caso de Massa, diputados nacionales y gobernadores admiten que “escucha” los planteos que le acercan y que incluso los transmite a la Casa Rosada. En ese sentido, comparte el rol que hasta hace poco buscaba hegemonizar Manzur. En contra tiene que su trayectoria política genera desconfianza y, además, están los que entienden que terminará absorbido por la crisis de Fernández y Cristina Kirchner.

Tolosa Paz y Uñac
Tolosa Paz y Uñac


Tolosa Paz y Uñac

El problema transversal a todos los nombres es la falta de consenso. Ninguno, por el momento, reúne apoyos masivos. Otro factor es que ninguno genera expectativas en el denominado “círculo rojo” que si bien no gana elecciones, aporta a la opinión pública. En el caso de los del interior, no tienen base en Buenos Aires, distrito clave en el mapa electoral.

La calle del medio

En unos días se repetiría la reunión entre referentes del peronismo no K ni albertistas y algunos radicales. Ya tuvieron un primer acercamiento en la casa en San Isidro del exgobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey. Participaron los gobernadores de Jujuy, Gerardo Morales (UCR) y de Córdoba, Juan Schiaretti (PJ), el exmandatario de Chaco Ángel Rozas, el exministro del Interior y diputado por Entre Ríos Rogelio Frigerio, el intendente de Rosario, Pablo Javkin (Frente Progresista) y los diputados nacionales por Buenos Aires Florencio Randazzo, Graciela Camaño y Emilio Monzó.

“No se trata de un armado electoral -dice Urtubey a LA NACION-, sino de la búsqueda de acuerdos políticos para políticas públicas comunes. Vamos a seguir trabajando no solo en el diagnóstico sino en el diseño de herramientas. El grave problema es la pérdida de confianza en el sistema político actual, no es solo que no hay confianza en el Gobierno”.

Allegados a Schiaretti admiten que está preocupado más por las condiciones políticas que por las económicas, a las que reconoce como “muy complejas” pero no como para derivar en problemas sociales. “No hay que ceder a la tentación de que cualquier reunión de dirigentes sea vista como un armado político”, deslizan.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.