Con resistencias, la Casa Rosada buscó sumar a los gobernadores al control de precios y ya habla de una “canasta regulada” para el año próximo

·4  min de lectura

Con varios ausentes entre los propios y el rechazo casi total de la oposición , el gobierno de Alberto Fernández buscó escenificar el respaldo de los gobernadores al férreo control de los precios de productos de la canasta básica que comanda el flamante secretario de Comercio, Roberto Feletti.

Tras el encuentro, Felletti aseguró hoy que “fue pleno” el acompañamiento de los gobernadores a las medidas que está adoptando el Gobierno nacional para contener la suba de precios por 90 días, tras una reunión que encabezó el presidente Alberto Fernández con los mandatarios provinciales y parte de su gabinete.

Durante una conferencia de prensa, Feletti afirmó que la fijación de precios por 90 días es “transitoria” y que el Gobierno y los gobernadores coinciden en la necesidad de “construir un gran acuerdo para contar con una canasta alimentaria amplia, regulada, de acceso masivo”, al entender que el consumo de los argentinos “no puede estar sujeto a estas tensiones” de precios. Además adelantó que se buscará acordar una “canasta alimentaria regulada” cuando termine ese plazo.

El encuentro

El jefe de gabinete, Juan Manzur, y el ministro del Interior, Eduardo de Pedro, gestionaron para conseguir el respaldo de los 24 mandatarios al acto, que en los hechos buscó darle oxígeno político a una medida que recogió apoyos, pero también resistencia en buena parte del empresariado. El intento de lograr adhesiones se da en la recta final de la campaña electoral camino a los comicios legislativos generales del 14 de noviembre. Con la presencia del Presidente, que “pasó a saludar” la reunión tuvo finalmente la presencia de ocho gobernadores aliados, más otros que se sumaron por zoom, y la ausencia de los cuatro mandatarios de Juntos por el Cambio. Por el Gobierno, además, estuvieron el ministro de Producción, Matías Kulfas, y el propio Feletti, entre otros.

Juicio contra Cristina Kirchner: un empresario arrepentido habló de “aportes” y pagos prioritarios a Báez y a Cristóbal López

Bien temprano, desde algunos despachos oficiales informaron que habían conseguido el respaldo de 20 gobernadores, con la excepción de la ciudad de Buenos Aires, Mendoza (donde gobierna Juntos por el Cambio) y San Luis, cuyo gobernador, Alberto Rodríguez Saá, resolvió a último momento enviar a su ministro de Hacienda, Eloy Horcado. Córdoba, con su gobernador Juan Schiaretti alejado de la Casa Rosada, delegó su representación en el ministro de Finanzas, Osvaldo Giordano, secretario de Comercio cordobés, Juan Inglese.

Pero con el correr de las horas, tanto Jujuy como Corrientes dejaron en claro que no se sumarían a la movida . “El gobernador tiene agenda de campaña en la provincia”, contestaron a LA NACION cerca del correntino Valdés, quien logró meses atrás su reelección por otro período al frente de la provincia. Cerca del jujeño Morales, en tanto, también comunicaron su inasistencia.

Roberto Feletti, el impulsor de la medida para congelar los precios
archivo


Roberto Feletti, el impulsor de la medida para congelar los precios (archivo/)

Desde el gobierno jujeño afirmaron a este diario que el mandatario se enteró de boca de la secretaria de Provincia, Silvina Batakis, sobre una reunión virtual sobre el tema. “El gobernador les explicó que no hay problema en participar, pero que no compartía que hubiesen levantado las mesas sectoriales y que manejen unilateralmente el tema, y no le avisaron que había que firmar un acuerdo”, destacaron fuentes del gobierno provincial.

“Cambian las reglas del juego”

También el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta había anticipado sus divergencias con la política oficial para controlar la inflación. “Hay un tema de no tener plan económico, no hay estabilidad, no se invierte y no aumenta la oferta. La manera de controlar los precios es con un aumento de la oferta, pero no hay inversión en la Argentina porque cambian las reglas de juego de un momento para el otro y eso tampoco ayuda”, dijo Rodríguez Larreta en declaraciones radiales. A la hora del acto en el salón Eva Perón de la Casa Rosada, el jefe de gobierno porteño estuvo en Escobar acompañando en una recorrida de campaña al candidato bonaerense Diego Santilli, informaron cerca de Rodríguez Larreta sin comentarios sobre la convocatoria oficial.

Cerca del gobernador radical de Mendoza, Rodolfo Suárez, reiteraron que el mandatario tiene un “problema de salud” (está con estudios y será intervenido quirúrgicamente el viernes) para justificar su ausencia.

Finalmente en la foto que difundió Presidencia solo hubo poco menos que una decena de mandatarios, con la visible ausencia de varios oficialistas cuya presencia se había anunciado, como el sanjuanino Sergio Uñac y el santiagueño Gerardo Zamora. Según asistentes a la reunión, De Pedro destacó allí “la disposición del ministerio del Interior para articular con provincias y municipios el plan para cuidar el poder adquisitivo y el bolsillo”, y sostuvo que “ hay comportamientos especulativos que solo se van a poder controlar con un Estado firme ”. Feletti, en tanto, calificaría de “pleno” el “acompañamiento” de los gobernadores y afirmado que “no hay elementos que justifiquen el repunte” inflacionario en la conferencia de prensa posterior. Lo habían respaldaron, a su turno y tomando la palabra, tres gobernadores leales: el formoseño Gildo Insfrán (que se había reunido y firmado acuerdos con Manzur a mediodía), el chaqueño Jorge Capitanich y el bonaerense Axel Kicillof, que estuvo también en la conferencia, y quien junto a otros funcionarios tomó raudo el helicóptero que lo llevaría al estadio de Morón dónde se conmemoraron 11 años del fallecimiento de Néstor Kirchner.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.