Gobernadores guindas celebran aprobación

·2  min de lectura

Otilia Carvajal

CIUDAD DE MÉXICO, septiembre 10 (EL UNIVERSAL).- Las y los gobernadores de la cuarta transformación y la jefa de Gobierno de la Ciudad de México celebraron la aprobación de la iniciativa para que la Guardia Nacional quede bajo control de la Secretaría de la Defensa Nacional, al señalar que este mando significa "disciplina y lealtad".

En un desplegado, reconocieron al Senado por la aprobación de la reforma propuesta por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

"La guerra contra el narco se ordenó por un civil. La represión en México se ha ordenado por civiles. El mando de la Guardia Nacional desde la Sedena significa disciplina y lealtad", sostiene el documento divulgado por los mandatarios en redes sociales.

"Siempre serán cuerpos de paz si el comandante en jefe de las Fuerzas Armadas es un pacifista y no reprime al pueblo", insistieron. Además, reconocieron el apoyo de las Fuerzas Armadas y la Guardia Nacional para disminuir los índices delictivos.

"Hemos dejado atrás la reivindicación de la guerra y el autoritarismo. Ya no existen acuerdos con criminales".

Además, refrendaron su apoyo a la política de seguridad del Presidente.

"Durante años se le negó la posibilidad de la esperanza a las y los jóvenes de México, hoy, en la cuarta transformación se construye un camino de justicia social con derecho a la educación, empleo digno y bien remunerado", indicaron.

Amnistía rechaza reforma

La organización Amnistía Internacional rechazó la decisión del Senado de legalizar la militarización de México, al señalar que contraviene la Constitución e incumple los tratados internacionales.

En un comunicado, alertó que dejar la operación de la Guardia Nacional bajo el mando de Sedena "representa un atroz acto que pone en riesgo la garantía de los derechos humanos en México.

"Lamentamos profundamente la decisión del Senado. Ya hemos visto los desastrosos resultados de la militarización de la seguridad pública en México durante los últimos 16 años. En vez de seguir por este camino, llamamos al Poder Ejecutivo a diseñar un plan de retiro progresivo de las Fuerzas Armadas de las calles", dijo Edith Olivares, directora ejecutiva de Amnistía Internacional México.