Los gobernadores le adjudican a Manzur “más dinamismo”, pero sin señales de un bloque político

·4  min de lectura
Alberto Fernández y Manzur, en La Rioja
Presidencia

CÓRDOBA.- A tres semanas de la asunción de Juan Manzur en la Jefatura de Gabinete, los gobernadores peronistas afirman que les facilita el diálogo y coinciden en que le imprimió “dinamismo” a la gestión. No existen especulaciones, sin embargo, sobre la posibilidad de gestar una suerte de “bloque político” de los mandatarios con el presidente Alberto Fernández que actúe como contrapeso real del kirchnerismo duro. Tampoco, por el momento, se percibe vocación de hacerlo.

El operativo urgente para rescatar a Alberto Fernández

Fernández, con su visita de hoy a Tucumán, relanza la campaña en el interior. Tiene previstos otros recorridos en algunas provincias, pero es cierto que -una vez más, como lo fue antes de las PASO- no todos los mandatarios se entusiasman con actos con el Presidente.

LA NACION conversó con referentes de una decena de distritos administrados por el peronismo y también con fuentes cercanas a Juan Schiaretti; el cordobés no es considerado parte de “nuestro espacio político”, como se refiere Manzur al Gobierno. Las opiniones coinciden en que con el tucumano hay “más organización” y más rapidez en las respuestas a los reclamos. Los elogios no dejan de ser, a la vez, una crítica velada a su antecesor, el ahora canciller Santiago Cafiero.

Hasta la llegada de Manzur al gabinete era el ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, el principal interlocutor de los gobernadores -incluso de los de la oposición-, ahora las gestiones se dividen entre ambos. Después de la interna entre Fernández y su vicepresidenta, Cristina Kirchner, el vínculo del Presidente con De Pedro se enfrió y el desembarco del tucumano es una forma de restarle poder.

El presidente Alberto Fernández arribó hoy Tucumán para realizar una recorrida por fábricas; lo acompañan Claudi Sbdar, presidenta de la Corte tucumano, Osvaldo Jaldo, gobernador interino y Juan Manzur, jefe de gabinete nacional
Prensa Presidencia


El presidente Alberto Fernández arribó hoy Tucumán para realizar una recorrida por fábricas; lo acompañan Claudi Sbdar, presidenta de la Corte tucumano, Osvaldo Jaldo, gobernador interino y Juan Manzur, jefe de gabinete nacional (Prensa Presidencia/)

En ese contexto los mandatarios peronistas siguen de cerca cómo avanza el consenso que se logró para salir de la crisis interna y están expectantes sobre “cuánto poder real” tiene Manzur. La referencia es a decisiones en cuestiones de fondo y no para canalizar reclamos. “Hay mucho más dinamismo, puede ser también por la campaña”, dice un miembro del gabinete pampeano, un distrito en el que el Frente de Todos busca revertir el resultado electoral para no perder dos senadores.

“Fue un SOS en medio de una situación límite”, define un integrante del círculo chico de Schiaretti. Enfatiza que no lo dice por Manzur “en lo personal” sino porque no era fácil conseguir quién aceptara sumarse a un equipo cuando las disputas internas estaban en su máximo nivel y cuando el poder presidencial está “debilitado”.

Varias de las fuentes consultadas apuntaron otro factor que entienden significativo. Por el tironeo que Manzur mantiene con su vicegobernador Osvaldo Jaldo -quien lo reemplazó después de intensas negociaciones-, “no le queda otra que salir bien parado” de su paso por la Rosada. Entienden que esa es una presión extra en la gestión, tiene en juego su futuro político.

Un dato que sobresale es que todos los gobernadores están convencidos de que este es “el momento de pedir”. Después de la derrota del oficialismo en las PASO el Gobierno avanzó en medidas para “poner plata en el bolsillo” y los mandatarios no quieren quedar afuera. Buscan cerrar nuevos acuerdos por obras y más partidas para el transporte. “Como gobernador tiene una mirada más federal y, seguramente, eso se notará en esta etapa”, apuntan desde Santa Fe.

Los mandatarios del norte suman a “más federal” la expectativa de una mirada “norteña, que atienda las necesidades que hace años” tiene la región. Manzur, como gobernador era parte del bloque del NOA que -con el chaqueño Javier Capitanich como líder- lleva meses pidiendo fondos extras para infraestructura, energía (tarifa diferencial) y transporte (más subsidios).

Cuando Fernández se encontró con los gobernadores en La Rioja consensuaron una campaña "más provincializada".
Presidencia


Cuando Fernández se encontró con los gobernadores en La Rioja consensuaron una campaña "más provincializada". (Presidencia/)

De cara a la nueva campaña electoral para las legislativas los gobernadores seguirán concentrados en sus territorios; incluso fue lo que consensuaron con Fernández en el encuentro de La Rioja. Las conversaciones mantenidas por LA NACION no dan ninguna pista de movimientos extras para posicionarse políticamente de otra manera a partir de la designación de Manzur. Una restricción a esa chance es que el bonaerense Axel Kicillof no es un integrante más del bloque. “Sin la mayor provincia no hay ‘liga’ posible”, apunta un ministro de larga trayectoria.

Cuatro de las fuentes consultadas por este diario marcaron que Kicillof también perdió peso en las decisiones después de la derrota en las PASO. “Fue ‘intervenido’ por Cristina de Kirchner; Martín Insaurralde ganó espacio y van a poner todo y más para recuperar Buenos Aires. Si nosotros no nos plantamos y reclamamos, la brecha con el interior se agrandará”, agrega la fuente.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.