La gobernadora de Puerto Rico reconoce un trató desigual a la isla en ayudas

Agencia EFE

San Juan, 16 ene (EFE News).- La gobernadora de Puerto Rico, Wanda Vázquez reconoció este jueves que la isla recibe un trato desigual en ayudas federales por catástrofes respecto al resto de ciudadanos de Estados Unidos continental.

"El trato es desigual y por ello estamos luchando, para que los puertorriqueños tengan las mismas oportunidades", dijo la jefa del Ejecutivo en una conferencia de prensa en la que se actualizaron datos sobre las ayudas recibidas por Puerto Rico desde que el pasado día 7 un terremoto de magnitud 6,4 sacudiera un área frente a la costa suroeste.

"Es imperativo subrayar la desigualdad que como pueblo vivimos comparado a otros estados y jurisdicciones. Por eso luchamos por la igualdad", sostuvo Vázquez.

La gobernadora indicó que, no obstante, ha habido una comunicación extraordinaria en Washington y en Puerto Rico con las autoridades federales estadounidenses.

Vázquez adelantó que durante el día de hoy repasó con miembros de la Asamblea Legislativa y miembros de su gabinete las distintas operaciones que lleva a cabo el Gobierno central en la zona sur.

"Es importante el orden para que, en conjunto con los municipios, garantizar que la ayuda llegue", sostuvo.

"La reunión con los miembros de la Asamblea Legislativa y el componente del Gobierno central nos permitió un intercambio de información importante sobre el plan de trabajo, ayudas y maximizar los recursos para los servicios", resaltó.

Vázquez informó además de que un 62 % de las escuela de la han sido inspeccionadas y de que fue presentado el formulario de inspección de las escuelas que se adoptó de la agencia federal Fema

Además, adelantó que fue presentado el itinerario de salud ambiental para las vacunaciones y las intervenciones en los diferentes pueblos del área sur.

Vázquez explicó también los servicios que brindan los distintos campamentos base establecidos en los municipios de Yauco, Peñuelas, Guánica, Guayanilla, y Ponce.

La gobernadora indicó que en estos momentos hay un total de 8.023 refugiados.

Además, matizó que se llevaron refugiados al norte o otras áreas seguras de la isla por no separar a las personas de su entorno.

"La salud emocional no se puede infravalorar, las personas están en lugares seguros y reciben lo que necesitan", sostuvo, tras señalara que "los expertos decían que no era recomendables moverles".

(c) Agencia EFE