Gobernador veta Ley de Ingresos y presupuesto en BCS

·1  min de lectura

LA PAZ, BCS., enero 3 (EL UNIVERSAL).- El gobernador de Baja California Sur, Carlos Mendoza Davis, vetó la Ley de Ingresos y el presupuesto de egresos para el estado, al considerar que lo aprobado por el Congreso estatal "va en contra de los intereses de las y los sudcalifornianos".

"El veto corresponde a una convicción: las decisiones de política pública deben responder a una necesidad social, nunca a un interés electoral", expuso.

Indicó que lo aprobado por el Congreso impide seguir con la operación de programas sociales, entre ellos los relativos a la salud, educación y seguridad pública.

El mandatario consideró que sin estudios ni análisis que lo justificaran, el Congreso recortó 60% el capítulo 3000 del presupuesto, relativo a los servicios generales de las dependencias del Poder Ejecutivo.

"Dicha reducción irracional, que se realizó sin el más mínimo esfuerzo de análisis, estudio o investigación, impacta a conceptos indispensables para la atención de la población mediante el funcionamiento adecuado de las dependencias", declaró.

Subrayó que con la reducción al presupuesto se afecta el pago del servicio de energía eléctrica, agua potable, servicio telefónico o internet, arrendamientos, capacitaciones, gastos de transporte de atletas de alto rendimiento y entrenadores.

"En suma, la pretensión de los diputados implica disminuir a la administración pública estatal aproximadamente 400 millones de pesos que limitarían, entre otros, la prestación de servicios en materia de salud, mantenimiento de la seguridad pública y el sostenimiento de la educación en nuestra entidad", dijo.