Gobernador de Texas amenaza con demandar a Biden por su agenda “hostil” para abordar la crisis climática

Oliver O'Connell
·3  min de lectura
Gobernador de Texas, Greg Abbott (AFP via Getty Images)
Gobernador de Texas, Greg Abbott (AFP via Getty Images)

El gobernador de Texas, Greg Abbott, se comprometió a luchar contra las órdenes ejecutivas de la crisis climática firmadas por Joe Biden que, según él, reducirán la producción de petróleo y gas de su estado.

A través de su propia orden ejecutiva, el gobernador autorizó a las agencias estatales a presentar impugnaciones legales a las políticas implementadas por el nuevo presidente y su administración.

“Cuando se trata de amenazas a sus trabajos, tienen un gobernador que los respalda”, dijo Abbott a los trabajadores de una empresa de servicios petroleros donde firmó su orden. "Texas va a proteger la industria del petróleo y el gas de cualquier tipo de ataque hostil de Washington".

El miércoles, Biden dio a conocer una serie de órdenes diseñadas para combatir el cambio climático que los estados productores de energía ven como una amenaza para sus negocios principales.

El presidente hizo del cambio climático una preocupación de seguridad nacional, ordenó una pausa en los nuevos arrendamientos de petróleo y gas en terrenos federales y recortó los subsidios como parte de su impulso para dejar de usar combustibles fósiles.

También ordenó a las agencias federales que "obtengan electricidad libre de contaminación de carbono y vehículos limpios y sin emisiones para crear empleos sindicales bien remunerados y estimular las industrias de energía limpia".

Biden espera poner al país en el camino de descarbonizar el sector energético para 2035 y alcanzar emisiones netas de gases de efecto invernadero cero para 2050.

Cuando Abbott fue fiscal general del estado durante la administración de Obama, demandó al gobierno federal 31 veces, principalmente por leyes y regulaciones ambientales.

Ken Paxton, el actual fiscal general de Texas, ya ha desafiado a la nueva administración al pedirle a un juez federal que bloquee temporalmente la aplicación de una directiva del Departamento de Seguridad Nacional que establece una suspensión de 100 días para la mayoría de las deportaciones.

“Texas continuará con esa estrategia de litigio para luchar contra cualquier esfuerzo del gobierno de Biden que amenace al sector energético en general o al empleo en el sector energético”, dijo el gobernador Abbott.

Abbott dijo que la orden ejecutiva que firmó el jueves pide a "todas las agencias estatales que usen todos los poderes y herramientas legales para desafiar cualquier acción federal que amenace la fuerza, vitalidad o independencia de la industria energética en Texas".

"Esta es una tarea para todas las agencias estatales de Texas", agregó.

El gobernador también planea impedir que las ciudades de Texas prohíban los aparatos de gas natural bajo un proyecto de ley estatal que tiene la intención de presentar.

Texas produce más del 40 por ciento del petróleo crudo del país y poco menos de una cuarta parte de su gas natural. La industria del petróleo y el gas representa aproximadamente un tercio del producto estatal bruto.

Los ambientalistas argumentan que la orden del gobernador está equivocada dada la severidad de los impactos del cambio climático en el estado por huracanes, tormentas, inundaciones y olas de calor extremo.

Relacionados

Biden detendría ventas de petróleo y gas en tierras públicas

Biden emprende ambicioso plan contra cambio climático

Ted Cruz critica a Biden por volver al Acuerdo Climático de París